Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La sede de la petrolera brasileña Petrobras el 21 de enero de 2016 en Rio de Janeiro

(afp_tickers)

Las autoridades judiciales suizas anunciaron este jueves que bloquearon 800 millones de dólares -el doble de lo que se había anunciado previamente- en el marco del escándalo de corrupción que azota al gigante petrolero estatal brasileño Petrobras.

"En el marco de las más de 60 investigaciones penales abiertas, se han bloqueado valores patrimoniales por valor de unos 800 millones de dólares", declaró el fiscal general suizo en un comunicado.

Suiza había indicado previamente haber bloqueado 400 millones de dólares desde el inicio de la investigación en abril de 2014.

De este montante y de acuerdo con los titulares de las cuentas, 120 millones de dólares fueron liberados y transferidos a Brasilia.

El jueves, la oficina del fiscal general indicó que Suiza iba a "desbloquear nuevamente unos 70 millones de dólares en favor de Brasil".

Este anuncio se produce después de la reunión en Berna entre el fiscal general de Brasil Rodrigo Janot y su homólogo suizo Michael Lauber para hablar "de la colaboración entre sus dos fiscalías en relación con el conjunto de investigaciones de Petrobras", precisa el comunicado.

La discusión versó también sobre "la creación de un grupo conjunto de investigación con el objetivo de acelerar" los procedimientos penales en ambos países, agregó la oficina del fiscal.

La investigación 'tentacular' sobre Petrobras reveló que las más poderosas empresas constructoras de Brasil se repartieron entre 2004 y 2014 las licitaciones de la empresa pagando sobornos a algunos de sus directivos a cambio de contratos, sobrefacturando para ello entre un 1% y un 3% más. Petrobras perdió en ese escándalo de corrupción más de 2.000 millones de dólares.

Decenas de políticos, ejecutivos y empresarios están en prisión o son investigados por su participación en este escándalo que hace temblar a todo Brasil.

El propio expresidente Lula (2003-2010), ícono de la izquierda brasileña, está siendo investigado por posibles delitos de "corrupción" y "blanqueo de dinero" en otra ramificación del caso.

El fiscal general suizo investiga el caso desde abril de 2014 y abrió unas 60 investigaciones penales por sospechas de blanqueo de dinero agravado y, en un gran número de casos, por sospechas de corrupción de agentes públicos extranjeros.

En este contexto, señaló el jueves que desde el principio de la investigación ordenó el traspaso de documentos que "conciernen en total más de 1.000 cuentas en más de 40 entidades bancarias".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP