AFP internacional

El logotipo de General Motors en una planta automotriz, el 11 de enero de 2005 en Detroit

(afp_tickers)

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos denegó el lunes a GM su pedido de revisar demandas por miles de millones de dólares por piezas de encendido defectuosas a las que se atribuyen más de un centenar de muertes.

La Corte hizo comentarios sobre su decisión que rechaza el pedido de General Motors (GM) de anular una decisión del año pasado de una corte de Nueva York.

Esa corte sostuvo que la bancarrota de 2009 de GM no la protege de los reclamos por los interruptores defectuosos que la exponen a pagar reparaciones que podrían costarle miles de millones.

El interruptor era tan sensible que la menor sacudida era capaz de detener el motor, bloqueando la dirección asistida, una parte del sistema de frenos e impidiendo el despliegue del airbag. Se estima que esa falló causó accidentes que dejaron unos 120 muertos y numerosos heridos graves.

GM sostenía que su venta tras la bancarrota de 2009 -por la cual el gobierno respaldó la compra de casi todos su activos para crear una "Nueva GM"- la protege de las responsabilidades judiciales de su antecesor.

No obstante, los demandantes dicen que la empresa es responsable por la conducta de la "Vieja GM" porque la firma sabía de ese defecto antes de la bancarrota.

El segundo circuito de la Corte de Apelaciones falló en julio a favor de los demandantes y entre sus argumentos citó que los reclamos de los consumidores comenzaron en 2002.

AFP

 AFP internacional