Navigation

Suspenden operaciones de aerolínea mexicana tras accidente en Cuba

Los equipos de rescate trabajan en el lugar donde se estrelló el avión de Cubana de Aviación, el 18 de mayo de 2018 en La Habana afp_tickers
Este contenido fue publicado el 21 mayo 2018 - 23:19
(AFP)

Las operaciones de la firma mexicana Damojh (Global Air), propietaria del avión de Cubana de Aviación accidentado el viernes dejando 111 muertos, fueron suspendidas por autoridades aeronáuticas de México para revisar las medidas de seguridad de sus naves.

"Se está notificando a la empresa la suspensión temporal de actividades en tanto se lleva a cabo la verificación" extraordinaria de seguridad, informó en un comunicado la gubernamental Dirección General de Aeronática Civil.

Global Air es una pequeña firma fundada en 1990 que arrienda naves a otras aerolíneas y realiza vuelos charter.

El viernes, tras el accidente, la secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que cuenta con una flota de tres naves, sin detallar si el avión, fabricado en 1979, siniestrado en Cuba estaba incluido.

En noviembre pasado, las naves de esta firma pasaron satisfactoriamente los protocolos de seguridad, pero tras el accidente Aeronáutica Civil anunció el sábado una nueva revisión.

Se trata de "una verificación extraordinaria mayor, que cumple dos objetivos: verificar que las condiciones actuales de operación sigan cumpliendo con la normatividad, así como recopilar información para coadyuvar con la investigación del accidente", añade el comunicado.

Marco Aurelio Hernández, que fue piloto de Global Air ocho años, denunció el sábado en la prensa mexicana presuntas anomalías como mantenimiento deficiente, prohibición de volar en Chile y vuelos nocturnos sin radar en Venezuela, algunas de las cuales denunció en octubre de 2013 ante autoridades aeronáuticas mexicanas.

Aeronáutica Civil aseguró en su comunicado que se dio respuesta a esta denuncia y al mes siguiente realizó una revisión extraordinaria a Global Air, suspendiendo uno de sus aviones hasta que cumplió los protocolos en enero de 2014.

La nave accidentada era rentada a Cubana de Aviación con dos pilotos, tres sobrecargos y un técnico, todos mexicanos quiens fallecieron en el accidente, registrado poco después del despegue del aeropuerto de La Habana hacia la ciudad de Holguín.

Este lunes falleció una de las tres sobrevivientes debido a la gravedad de sus heridas, con lo que se elevan a 111 las víctimas mortales del siniestro.

Una delegación de expertos mexicanos se encuentra en Cuba para colaborar en las investigaciones.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.