Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Presentación del nuevo SUV de BMW, el X2, el 15 de enero de 2018 en el Salón del Automóvil de Detroit, en Estados Unidos

(afp_tickers)

Los autos SUV y las camionetas, dominadores del mercado de Estados Unidos en 2017, tienen una presencia dominante en el Salón del Automóvil Detroit 2018 con una avalancha de ofertas que incluyen opciones de lujo.

Prácticamente todos los fabricantes presentes en la gigante feria automovilística de Detroit aprovecharon la oportunidad para mostrar sus apuestas a esos dos segmentos que además de ventas récord garantizaron beneficios notables a las empresas.

El Salón del Automóvil de Detroit, que arrancó formalmente el domingo, se encargó de dejar claro que los vehículos compactos y hasta los del tipo sedán tienen nichos cautivos, pero que el momento es de los 'pesos pesados' de las calles y rutas.

Inclusive la tecnología que mueve los automóviles eléctricos, que se perfilaba como la gran atracción del salón, terminó eclipsada por la apuesta de los fabricantes por modelos tradicionales y de gran tamaño.

La preferencia del mercado estadounidense por modelos SUV y camionetas para entornos más rústicos terminó también por fortalecer el espacio para los llamados 'crossovers', diseñados a medio camino entre esas dos opciones campeonas de ventas.

- Modelos mayores -

En una coyuntura de combustible relativamente barato, los estadounidenses parecen dispuestos a moverse de los modelos tradicionalmente vistos como familiares a ofertas más grandes.

En consecuencia, los fabricantes muestran en Detroit ofertas de utilitarios y camionetas con opciones de lujo, como tecnología punta y materiales más refinados, antes restringidas a modelos de alta gama.

La tendencia hizo que algunos fabricantes incluso retornen modelos ya establecidos a la plancha de diseño para presentar versiones más anchas, más altas y más largas, para responder a la demanda.

En la opinión de Rebecca Lindland, de la empresa de análisis Kelley Blue Book, las camionetas, por ejemplo, "ya no son más apenas instrumentos de carga. Ahora ya son más y más vistas como automóviles familiares".

Los cinco vehículos más vendidos en Estados Unidos en 2017 son modelos que hace pocos años habrían sido vistos como demasiado grandes: las camionetas Ford F-150, Chevrolet Silverado y la Ram 1500, seguidas por los SUV Toyota RAV4 y Nissan Rogue.

En esta feria, incluso, Ford recuperó su modelo Ranger, que había salido de línea en 2011 y ahora vuelve en una versión modernizada.

La alemana BMW también mostró el lunes sus cartas, y en un espectacular evento presentó en sociedad su nuevo modelo X2, un SUV 4x4 que se sitúa un peldaño por encima del modelo compacto X1 y próximo del X3.

Este segmento de vehículos SUV representa un tercio de los negocios de BMW, que ha logrado trasladar a esos modelos el agresivo carácter deportivo de sus modelos tradicionales.

En el stand de Fiat Chrysler era posible ver una renovada versión de la enorme camioneta Ram, que ahora viene con una nueva generación de detalles de conectividad, con puertos USB, pantalla táctil de 12 pulgadas y conexión a celulares.

- Negocios, negocios -

Además de mostrar nuevos modelos y apuestas de mercado, la gigantesca feria es también escenario de arriesgados movimientos en el ajedrez de los negocios, o en algunos casos para cortar el camino a rumores.

El CEO del conglomerado Fiat Chrysler (FCA), el italiano Sergio Marchionne, negó este lunes que el grupo esté interesado en vender la marca Jeep, la más rentable en el mercado estadounidense, cortando rumores que circulaban con insistencia en el Salón de Detroit.

"No tenemos ninguna intención de desmantelar el grupo ni de vender una marca", dijo Marchionne.

Al ser interrogado directamente si el FCA pensaba vender la marca Jeep, Marchionne respondió seco y categórico: "No".

El lunes se conocieron también los ganadores del premio a los mejores modelos del año pasado en Estados Unidos, considerado el "Oscar de la Industria Automotriz", de acuerdo con un panel de 60 periodistas especializados.

El Honda Accord fue escogido como el mejor sedán, un sector que en 2017 sufrió un leve retroceso de ventas, por delante del Toyota Camry y el Kia Stinger.

El Volvo XC60 fue el vencedor entre los SUV, y en camionetas el premio fue, inesperadamente, para la Lincoln Navigator, que competía con modelos reputados del segmento, como la Chevrolet Colorado ZR2 y la Ford Expedition.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP