Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, el 25 de noviembre de 2015 en Túnez

(afp_tickers)

Túnez anunció este martes la prórroga de dos meses del estado de emergencia, reinstaurado en todo el país tras el atentado suicida contra un autobús de la guardia presidencial que causó 12 muertos en noviembre.

El presidente DEL PAÍS, "Beji Caid Essebsi decidió prolongar el estado de emergencia en todo el territorio durante dos meses", esto es, "hasta el 21 de febrero de 2016", informó un comunicado de la presidencia.

El estado de emergencia debía expirar el miércoles, 30 días después de su entrada en vigor.

El estado de emergencia permite a las autoridades prohibir las huelgas y reuniones "que provoquen o mantengan el desorden", cerrar "salas de espectáculo y de venta de bebidas", así como "tomar cualquier medida para garantizar el control de la prensa y de publicaciones de todo tipo".

Hace díez días el Gobierno ya levantó el toque de queda implantado en la capital y su periferia tras el atentado del 24 de noviembre.

Las fuerzas del orden multiplicaron los registros y detenciones -varios centenares según las ONG- desde este nuevo ataque sangriento, perpetrado en pleno Túnez.

Túnez, descrita como un modelo por su transición democrática, se enfrenta desde su revolución de 2011 a un movimiento yihadista que ha matado a varias decenas de policías, militares y civiles.

Según las cifras oficiales, es uno de los países que cuenta con más ciudadanos suyos (cerca de 6.000) en las filas de las organizaciones yihadistas en Siria, Irak y la vecina Libia.

Antes del ataque suicida contra la seguridad presidencial, otros dos grandes atentados fueron reivindicados por el grupo extremista EI en 2015, en el museo del Bardo en marzo (22 muertos) y contra un hotel en Susa a finales de junio (38 muertos).

El estado de emergencia fue reinstaurado por primera vez a principios de julio, antes de ser levantado tres meses más tarde.

Los tunecinos ya habían vivido más de tres años bajo el estado de emergencia entre el 14 de enero de 2011, pocas horas antes de la fuga del dictador Zine El Abidin Ben Alí, hasta marzo de 2014.

AFP