Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tammy Duckworth, la primera senadora de EEUU que será mamá en el cargo

La senadora Tammy Duckworth anunció que está embarazada de su segundo hijo, lo que la convertirá en la primera senadora de Estados Unidos en dar a luz mientras está en el cargo

(afp_tickers)

Tammy Duckworth ha sido pionera en Estados Unidos como guerrera y como política. Fue la primera mujer amputada en llegar al Congreso. Y ahora vuelve a hacer historia como la primera senadora que dará a luz mientras ocupa el cargo.

Otras nueve mujeres en la historia de Estados Unidos fueron madres siendo legisladoras. Pero todas eran miembros de la Cámara de Representantes.

"Bueno, llegó el momento" en el Senado, le dijo al Chicago Tribune esta expiloto de helicópteros del ejército estadounidense, que perdió ambas piernas en Irak.

"No puedo creer que haya tardado hasta 2018. Dice algo sobre la desigualdad de representación que existe en nuestro país", aseguró tras anunciar su embarazo el martes.

Durante años, la legisladora de 49 años, primera integrante del Congreso nacida en Tailandia y primera mujer asiática-estadounidense en representar al estado de Illinois, ha vivido momentos fuertes.

Uno fue el fin de semana pasado, cuando Duckworth ingresó al Senado durante un debate de emergencia sobre el presupuesto y reprochó al presidente Donald Trump por acusar a su Partido Demócrata de mantener a los militares "como rehenes" en el cierre del gobierno por falta de fondos.

"No me darán un sermón acerca de lo que nuestras fuerzas armadas necesitan", enfatizó la condecorada veterana de guerra, de pie sobre sus piernas de titanio.

- Burlar la muerte -

Duckworth casi muere en Irak el 12 de noviembre de 2004, cuando el Blackhawk que piloteaba fue alcanzado por una granada.

Una bola de fuego atravesó la cabina y Duckworth intentó hacer aterrizar el helicóptero, pero no pudo usar sus pedales.

"Lo que no me di cuenta fue que mis piernas ya no estaban allí", recordó al periodista y consultor político David Axelrod en diciembre de 2016, unas semanas después ser elegida para el escaño que otrora ocupó Barack Obama.

Años antes, Duckworth, cuyo padre era un destacado infante de marina estadounidense que llevó a su familia de Bangkok a Singapur y a Yakarta como socorrista, se había preparado para ser diplomática.

"Vi un poder en nuestro país, no basado en lo militar", sino en los ideales, le dijo a Axelrod.

Pero la familia de Duckworth pasó de prestar ayuda en Asia a recibirla: su padre perdió el trabajo y terminaron en Hawái.

Durante años sobrevivieron con cupones de alimentación. Duckworth tomaba empleos ocasionales mientras estudiaba en la secundaria y su madre, que había trabajado en fábricas en Tailandia, era costurera desde casa.

Cuando Duckworth fue a la universidad en Washington se preparó para el examen del servicio exterior, pero se sentía más cómoda con sus compañeros que estaban en la Guardia Nacional.

Y se volvió reservista. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, le suplicó a su comandante que la enviara al frente de batalla. En 2004 lo logró.

Nueve meses después, el ataque en Irak le cambió la vida. Fueron semanas de dolor, pero también de cólera porque no podría volver a vengarse del insurgente que casi la mata. "Quería volver y agarrarlo", dijo.

- "Una heroína estadounidense" -

En cambio, se sometió a una exhaustiva rehabilitación en un centro médico militar en Maryland. Allí aprendió a caminar sobre prótesis, y soportó lo que llamó el "zoológico de mascotas amputadas", cuando funcionarios de la administración de George W. Bush aparecían para sacarse fotos con soldados heridos.

Su experiencia militar marcó gran parte de su trabajo como legisladora. Ayudó a los veteranos discapacitados y buscó garantizar el pago a las tropas durante los cierres del gobierno federal por falta de presupuesto.

Ha sido también una firme defensora de la nueva autorización para el uso de la fuerza militar que otorga justificación legal a las operaciones militares contra amenazas terroristas como el grupo yihadista Estado Islámico.

"Si ni siquiera podemos decirle a las tropas que arriesgan sus vidas por nosotros qué es lo que necesitamos que hagan, ¿qué diablos estamos haciendo en el Congreso?", escribió en septiembre en The Wall Street Journal.

Cuando anunció que esperaba su segundo hijo, generó una oleada de felicitaciones, incluida la del senador John McCain, un republicano y destacado veterano de guerra, que la consideró "una heroína estadounidense".

Pero Duckworth recordó que "no está sola ni es la única madre trabajadora".

"Mi hija Abigail me ha hecho más comprometida con hacer mi trabajo y defender a las familias trabajadoras de todo el mundo", dijo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes