Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logotipo de Tata Steel, fotografiado el 30 de marzo de 2016 en Roterham, Reino Unido

(afp_tickers)

La crisis de la siderurgia británica se agrava tras el anuncio del gigante indio Tata Steel, este miércoles, de que prevé vender sus fábricas en Reino Unido, apuntando a la sobreproducción de acero de China como causante.

Tata Steel ha anunciado que "estudia todas las opciones para reestructurar su cartera, incluida la cesión total o parcial de Tata Steel UK", su filial británica.

Con esa decisión, al menos 15.000 empleos directos se encontrarían potencialmente amenazados en el país, un tercio sólo en la fábrica gigante de Port Talbot, en Gales, una región económicamente frágil.

Bajo la presión de sindicatos y de la oposición laborista, a tres meses de un referéndum crucial sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, el Gobierno del primer ministro, David Cameron, afirmó este miércoles que contemplan "todas las opciones", pero no ha respondido a las llamadas de los sindicatos a una nacionalización temporal.

"Existe una determinación absoluta por parte del primer ministro y de mí misma para que el acero siga produciéndose en Port Talbot", aseguró la ministra de Empresas, Anna Soubry. Pero "debemos asegurarnos de encontrar un comprador. Esto llevará meses", recordó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP