Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Brasil, Michel Temer, ofrece una confrencia de prensa en el marco de la Cumbre del G20, el 4 de septiembre de 2016 en Hangzhou, China

(afp_tickers)

El presidente de Brasil, Michel Temer, prometió este domingo en China que el gigante sudamericano volverá a crecer gracias a las reformas y anunció la puesta en marcha en breve de un plan para privatizar bienes públicos y crear concesiones.

"En Brasil, el desafío económico más urgente es el orden fiscal. Nuestro objetivo principal es promover el ajuste estructural del gasto público en un horizonte a 20 años", dijo en el foro que reúne al mayor país de América Latina con Rusia, India, China y Sudáfrica (Brics).

El encuentro tuvo lugar en el marco de la cumbre del G20 que se celebra en la ciudad china de Hangzhou y que reúne a grandes países industrializados y emergentes.

En una rueda de prensa posterior, Temer también adelantó que anunciará en breve su plan de privatizaciones y concesiones, una de las medidas para intentar ajustar el presupuesto y sacar a Brasil de su peor recesión en décadas.

"El plan tiene dos vertientes. La primera es la privatización y la otra son las concesiones. Creamos un órgano especial para llevar a cabo las concesiones y las anunciaremos el día 13" de septiembre, añadió.

El presidente de Brasil realiza en China su primera misión internacional, a donde viajó el miércoles poco después de jurar su cargo como jefe de Estado. Horas antes, el Senado había destituido a la ya exmandataria Dilma Rousseff, poniendo fin a nueve meses de un proceso de 'impeachment' que se entrelazó con la crisis económica.

La mayor economía de América Latina cerró 2015 con una recesión de 3,8% y este año se encamina a una contracción similar, mientras la inflación está lejos de la meta fijada y aumenta el desempleo.

Temer ha insistido en que el foco de su gobierno, que se extenderá hasta finales de 2018, será reactivar la economía y sanear los enormes números rojos en las cuentas públicas, un horizonte en el que dijo atisbar ya señales positivas.

"Los indicadores de confianza, tanto en la agricultura como en la industria han crecido enormemente (...) La confianza está creciendo, y cuando crece la confianza, el empleo comienza a aumentar", aseguró.

- 'Pacificar el país' -

Temer también confía en el apoyo del Congreso para sus reformas --a pesar de su gran fragmentación y de las secuelas de meses de lucha abierta por el poder-- y espera en particular llevar adelante su proyecto para poner un techo al gasto público.

"Necesitamos no sólo una base sólida (...) sino también la comprensión de los partidos que nos apoyan. Y hasta ahora no tengo dudas de esa comprensión", aseguró.

Pero la misión no se anuncia fácil. Enmarañado en la profunda crisis política que sacude al país desde hace meses, el Congreso ya rechazó el ajuste presentado por la entonces presidenta Rousseff.

Ahora, el propio 'impeachment', que en un segundo fallo separado votó por mantenerle los derechos políticos a Rousseff y la habilitó para ejercer cargos públicos, mostró divergencias en la base.

Según el ex candidato presidencial socialdemócrata Aecio Neves (PSDB), esa decisión "causó un malestar enorme" entre los aliados y exigió a Temer que diga "con claridad hasta dónde va el compromiso de su gobierno".

En una entrevista con el diario O Globo este domingo, Neves reiteró su mensaje: "Sin apoyo del PSDB, no existiría un gobierno Temer".

- Preocupación del papa -

Temer hizo referencia igualmente a las palabras del papa Francisco, que en una de sus intervenciones pidió una oración por los brasileños tras el periodo convulso que ha vivido el país.

"El papa reveló su preocupación por Brasil, que todos tenemos. La alegría se forma poco a poco. No podemos negar que salimos de un momento un poco complicado", admitió antes de reiterar que hay que "pacificar el país".

El presidente del gigante sudamericano también destacó que para los Brics "la cuestión del clima (...) es una preocupación marcada", sobre todo desde que China y Estados Unidos han ratificado el acuerdo de París (COP21) para limitar el calentamiento global, algo que también tiene previsto hacer Brasil.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP