Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, visto en esta imagen de archivo recibiendo preguntas de los periodistas, advierte a los demócratas contra el cierre del gobierno federal

(afp_tickers)

Legisladores de Estados Unidos negocian a contrarreloj un acuerdo que evite al presidente Donald Trump la vergüenza de una parálisis del gobierno federal, en medio de presiones para incluir en el nuevo presupuesto la regularización de los 'dreamers'.

De no alcanzarse un acuerdo sobre el gasto antes del viernes a la medianoche, se producirá un cierre del gobierno y algunas dependencias oficiales pueden tener que despedir a su personal no esencial por falta de fondos.

A cambio de votar el presupuesto que aumenta el gasto militar, muchos demócratas piden regularizar a unos dos millones de "dreamers" (soñadores), jóvenes que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.

Pero los republicanos proponen en su lugar un proyecto de ley temporario que autorice el gasto hasta mediados de febrero y renueve por seis años el programa de salud pública para niños pobres (CHIP en inglés), amenazado por la reforma del seguro de salud.

La minoría demócrata puede bloquear todo en el Senado, donde es necesaria una mayoría calificada de 60 votos en un total de 100.

El presidente Donald Trump, que ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una prioridad de su gobierno, anunció en septiembre que el 5 de marzo expirará totalmente el DACA, un decreto de la era Obama que otorgó a casi 700.000 "soñadores" permiso para trabajar y estudiar legalmente en Estados Unidos.

Públicamente, los republicanos se han mostrado de acuerdo en resolver la situación de los "soñadores", que han quedado en el limbo y desde marzo podrán ser deportados.

Pero el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, no parece listo para someter una reforma migratoria a votación hasta que Trump no aclare su posición.

"Estoy buscando algo que Trump apoye, y aún no ha indicado qué es lo que está dispuesto a firmar", dijo McConnell a periodistas.

Trump exige que toda ley sobre inmigración incluya fondos para el muro en la frontera con México que prometió construir durante la campaña electoral, así como otras medidas como el fin de la reunificación familiar y la abolición de la lotería anual de la "green card", el permiso de residencia.

Los demócratas se niegan a financiar ese muro, símbolo para ellos de una política xenófoba.

"Creo que en esto prevalecerán las cabezas frías", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, consciente de la mala imagen que supone un cierre del gobierno para el Partido Republicano, que controla ambas cámaras del Congreso, a pocos meses de las legislativas de noviembre.

- Más de 80 arrestados -

La frustración por la incertidumbre sobre el futuro de los 'dreamers' y el estancamiento del tema en el Congreso se manifestó este miércoles en protestas para exigir la protección de los jóvenes inmigrantes que terminaron con el arresto de 82 personas en un edificio del Capitolio y de otros tres jóvenes en Nueva York.

"Soy indocumentada, tengo el DACA, y cada día que pasa a un joven se le vence este permiso y queda bajo riesgo de deportación. Estoy acá para darles mi apoyo", dijo a la AFP minutos antes de su arresto en Nueva York una estudiante universitaria que llegó a Estados Unidos desde México a los cinco años y se identificó solo como Dennise.

La semana pasada Trump dijo a legisladores que ratificaría la ley sobre inmigración tan pronto como se llegase a un acuerdo y fuese aprobada por el Congreso.

Pero días más tarde dio marcha atrás y rechazó un plan bipartidario que le fue presentado en la Casa Blanca, en una reunión con legisladores demócratas y republicanos donde fue acusado de decir que los inmigrantes africanos y de Haití provienen de "países de mierda" y que Estados Unidos debería tener más inmigrantes de Noruega.

El jefe de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, advirtió que una posible parálisis federal caerá "sobre los hombros del presidente" Trump.

Recordó que el proyecto de presupuesto no prevé fondos adicionales para la crisis de adicción a los opiáceos y, sin embargo, la declara una "emergencia de salud pública", y que tampoco contempla financiación para los veteranos y aumenta muy poco el gasto militar.

El gobierno de Trump pelea en los tribunales el fallo de un juez de San Francisco que el 9 de enero decidió que el DACA debe regir hasta que se resuelvan las múltiples demandas presentadas por sus defensores.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP