Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un miembro de seguridad vigila los alrededores del Centro de Medios de la Cumbre del G7 en Ise-Shima, Japón, el 24 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Los dirigentes de los grandes países industrializados del G7 se reúnen esta semana en Japón, en momentos en que el mundo afronta desafíos y crisis, así como un frágil crecimiento global en un contexto de múltiples atentados y masivas migraciones.

Los jefes de Estado y de Gobierno de Japón, Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Canadá se reúnen jueves y viernes en la pequeña localidad costera de Ise-Shima, en el centro del archipiélago.

Las tensiones entre China y sus vecinos asiáticos, la situación de Rusia y Ucrania, la salud o el clima también figuran en el menú de esta cumbre, celebrada entre grandes medidas de seguridad y durante la cual, como medida de precaución, se suspenderán los trabajos en la accidentada central de Fukushima.

El G7 nació en los años '70 y se convirtió en G8 en 1997, con el añadido de Rusia, pero ha perdido peso con la llegada a finales de los 90 del G20, que incluye a grandes países emergentes. Sigue siendo un 'club' de grandes naciones industrializadas de notable importancia y del que fue excluido Rusia debido a la anexión de Crimea en 2014.

Esta reunión se celebra pocos días después del G7-Finanzas. "El G7 y el G20 han fijado como objetivo un crecimiento sólido, duradero y equilibrado (...) La verdad es que la economía mundial es débil, incierta y desequilibrada, y el primer tema a debatir será cómo reactivar el crecimiento", anticipa Matthew Goodman, consejero del CSIS (Center for Strategic and International Studies), al referirse a esta cumbre del G7.

- Desacuerdos de los grandes -

Todos están de acuerdo en que es necesaria una política monetaria flexible, una activa política presupuestaria y reformas de la economía y de la sociedad, pero es en el detalle cuando surgen los desacuerdos.

Así, por ejemplo, los llamados de Japón a una acción coordenada de gastos presupuestarios topa con Alemania, que pide en cambio más reformas estructurales. "Una acción presupuestaria concertada no nos parece actualmente necesaria", dijo una fuente gubernamental alemana.

Los ministros de Finanzas del G7 habían prometido la adopción en Ise-Shima de un "plan de acción" contra la financiación del terrorismo. La delegación francesa hizo que se añadiera una reunión sobre la "preservación del patrimonio cultural ante las agresiones terroristas", en alusión a la destrucción de tesoros culturales en Tombuctú o Palmira.

Por otro lado, el tema de "la migración y de los refugiados" está en la agenda por "iniciativa de Alemania", según una fuente alemana. "No se trata de tomar decisiones concretas, la idea es más bien que los países del G7 confirmen que estos temas de migración y refugiados no pueden ser resueltos por un solo país", explicó esta fuente.

El G7-Finanzas reconoció que "las migraciones son un fenómeno brutal, en pleno crecimiento, duradero (...) y que requiere una respuesta mundial", relató el ministro italiano de Finanzas, Pier Carlo Padoan.

- Obama a Hiroshima -

Lo que quedará seguro en la historia de estos dos días es la visita que el presidente estadounidense, Barack Obama, una vez terminada la cumbre, efectuará a Hiroshima, ciudad devastada por una bomba atómica lanzada en la mañana del 6 de agosto de 1945 por el ejército estadounidense. Será el primer presidente de Estados Unidos en visitar el lugar.

Obama ya indicó que no pedirá perdón públicamente por la bomba atómica lanzada por su país. "No, porque creo que es importante reconocer que, en medio de una guerra, los líderes toman decisiones de todo tipo", aseguró Obama, al ser interrogado esta semana al respecto por la cadena NHK.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP