El estado de Texas ejecutó al antiguo líder de una pandilla de supremacistas blancos por el asesinato de una mujer cerca de la ciudad de El Paso en 2002.

Justen Hall, de 38 años, fue pronunciado muerto a las 6:32 pm (00H32 GMT) en la penitenciaría de Huntsville.

Había sido sentenciado a la pena capital en 2005 por estrangular a una mujer de 29 años, para luego enterrar su cuerpo en el desierto del cercano estado de Nuevo México.

Según la acusación, Hall mató a la mujer porque había amenazado con revelar la existencia de un laboratorio ilegal de drogas que era dirigido por su pandilla, "Aryan Circle".

En 2017, el propio Hall dijo a sus abogados -que argumentaban que tenía una enfermedad mental- que desistieran de los esfuerzos por evitarle la pena capital y aseguró estar "listo" para enfrentar su destino.

Hall es el 19 condenado a muerte ejecutado este año en Estados Unidos, el octavo en Texas.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes