Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de Theresa May en la Asamblea General de la ONU, el 20 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

En víspera de su muy esperado discurso en Florencia, Italia, la primera ministra británica, Theresa May, convocó este jueves a su gobierno en un intento de unir a sus ministros, divididos sobre la estrategia para el Brexit.

En esta reunión excepcional, May prevé detallar las grandes líneas del discurso que brindará en la ciudad italiana sobre los próximos pasos a seguir sobre el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Las negociaciones, que inician el lunes un cuarto ciclo en Bruselas, están estancadas por falta de propuestas concretas de Reino Unido sobre las condiciones de su salida de la Unión Europea, prevista para marzo de 2019, según el negociador jefe europeo, Michel Barnier.

La UE rehúsa entrar en una negociación sobre su futura relación comercial con Londres antes de avanzar en los términos del divorcio, especialmente en el delicado tema de la factura del Brexit.

- ¿Obviar a la Comisión? -

Según los medios británicos, May va a dirigirse directamente a los mandatarios europeos, y así intentar obviar a la Comisión europea y a Barnier.

Ya se entrevistó May con algunos de ellos en la Asamblea general de Naciones Unidas en Nueva York, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron.

"Las negociaciones están estructuradas en el seno de la UE. El Consejo ha delegado un mandato a la Comisión, que nombró a Michel Barnier, pero la decisión siempre será tomada por los dirigentes", dijo May al Daily Telegraph antes de viajar a Nueva York.

Según el Financial Times, May va a proponer la entrega de 20.000 millones de euros para hacer frente a los compromisos resultantes del presupuesto europeo en curso, cuyo ejercicio va hasta 2020. Hasta ahora Londres había rehusado hablar de cifras.

- ¿Brexit duro o suave? -

Pero la reunión convocada este jueves tiene como objetivo limar las diferencias persistentes en el seno del ejecutivo, entre quienes defienden un "Brexit suave" -como el ministro de Finanzas Philip Hammond- y los partidarios de una clara ruptura con el bloque europeo, como Boris Johnson, ministro de Exteriores.

"May merece el apoyo íntegro de sus ministros, partidarios del Leave (irse) como del Remain (quedarse)", opinó Nick Timothy, exjefe de gabinete de la primera ministra, en declaraciones al Daily Telegraph.

En esta óptica, May ha acordado una tregua con Johnson, favorable a una franca ruptura con la UE, y que está convencido de que le espera al Reino Unido un "próspero futuro" fuera de la Unión.

Johnson ha mantenido perfil bajo, al afirmar que apoyaba la estrategia más prudente de May, y que no pensaba dimitir del gobierno.

Incluso volvió de Nueva York en el mismo avión que la primera ministra, según la prensa británica. May, que desea exhibir una imagen de unidad, ha decidido viajar a Florencia acompañada de Johnson, además de Philip Hammond y al ministro del Brexit, David Davis.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP