Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Concentración de apoyo a Irene Rigau, Joana Ortega y Artur Mas este martes 13 de octubre en la plaza de Sant Jaume, en el centro de Barcelona

(afp_tickers)

Un influyente 'think-tank' catalán, el Círculo de Economía, aseguró este viernes que la moción independentista aprobada a principios de mes por el parlamento regional genera ya "efectos negativos" en las inversiones en esta región del noreste de España.

"La ruptura de la legalidad que implica esa declaración ha tenido, desde el minuto uno de su aprobación, efectos negativos ciertos y objetivos en las decisiones empresariales de inversión, así como en la localización" de empresas en Cataluña, afirmó en un comunicado, sin dar no obstante ninguna cifra.

Los partidos independentistas, que suman mayoría absoluta en el parlamento regional tras las elecciones del 27 de septiembre, aprobaron el 9 de noviembre una resolución declarando al inicio de un proceso destinado a proclamar en 2017 una república catalana independiente.

Las formaciones secesionistas, que aún no lograron formar gobierno debido a sus divergencias ideológicas, afirmaron además que a partir de ahora no se someterán a las decisiones de las instituciones del Estado español. Esta resolución fue rápidamente suspendida por el Tribunal Constitucional.

"La inseguridad jurídica y la incertidumbre empresarial que crea esa declaración son altamente perjudiciales para la fortaleza de la economía catalana, la creación de riqueza y la generación de empleo", consideró el Círculo de Economía.

El presidente de la patronal española CEOE, Juan Rosell, atenuó sin embargo desde Madrid una posible caída de inversiones y fuga de empresas.

"Creo que todavía afortudanamente no está afectando. Hay algunas (empresas) puntuales que puedan haber hecho este movimiento pero no es generalizado ni mucho menos", afirmó.

Desde hace tiempo, el mundo económico catalán reclama una solución dialogada a este conflicto generado por el auge del independentismo en los últimos años en una región de 7,5 millones de habitantes, responsable de 20% del PIB español.

El lunes, el presidente del Círculo de Empresarios, una asociación de grandes empresas y bancos españoles, Javier Vega Seoane, aseguró al diario El Mundo que "unas 1.000 empresas salieron de Cataluña en 2014 cuando la situación (del proceso hacia la independencia) era más hipotética".

Con la resolución independentista "se frenan todas las inversiones en Cataluña por ahora", añadió. El gobierno regional reconoce la marcha de casi 1.000 empresas en 2014, subrayando que otras 650 llegaron a la región en el mismo periodo.

AFP