Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas llegan a una reunión de accionistas de Toshiba el pasado 30 de septiembre en Chiba (Japón)

(afp_tickers)

La agencia de calificación financiera Moody's rebajó este martes en dos niveles, a categoría especulativa (Ba2), la nota del grupo japonés Toshiba, que siguió hundiéndose en Bolsa un día después de anunciar pérdidas récord y la supresión de miles de puestos de trabajo.

Esta decisión "fue causada por la presentación por Toshiba de su plan de reformas y de sus previsiones financieras para el ejercicio que termina el 31 de marzo 2016", explicó Masako Kuwahara, un vicepresidente de Moody's, en un comunicado.

Toshiba, que intenta recuperarse de un escándalo contable, anunció el lunes pérdidas anuales récord de 4.500 millones de dólares

También se prevé la supresión de aquí a finales de marzo de 2016 de 6.800 puestos de trabajo en su división Estilo de Vida, que fabrica productos electrónicos y electrodomésticos, así como de 1.000 empleos administrativos.

La empresa, que tiene una plantilla mundial de 200.000 efectivos, ya había anunciado previamente un recorte de 2.800 puestos de su división de chips de memoria.

Las medidas se inscriben en un plan de reestructuración elaborado después de que se revelaran irregularidades en el cálculo de resultados de ejercicios anteriores, un escándalo que llevó a la dimisión del presidente del grupo Hisao Tanaka y de ocho miembros del consejo de administración de esta firma de 140 años de antigüedad.

La compañía admitió que desde la crisis de 2008 había inflado sus beneficios en unos 1.200 millones de dólares.

La acción de Toshiba se hundió 12,28% este martes en la bolsa de Tokio, tras haber perdido ya 9,80% el lunes. Desde el mes de abril, cuando se revelaron las irregularidades financieras del grupo, la acción de Toshiba ha perdido un 56%.

AFP