Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logotipo de Toyota en un modelo expuesto en la sede central de la compañía japonesa, el pasado 4 de agosto en Tokio

(afp_tickers)

El fabricante japonés Toyota llamó este miércoles a revisión a 6,5 millones de coches en todo el mundo "para verificar el correcto funcionamiento del control de las ventanillas principales", por un riesgo de "sobrecalentamiento" y de "liberación de humo".

En los últimos meses, el grupo nipón tuvo que llamar a revisión a cerca de diez millones de vehículos por problemas en los airbags de su compatriota Takata, considerados responsables de varios accidentes mortales.

En el caso de la presente llamada a revisión, los vehículos en cuestión -entre los cuales figuran modelos Yaris, Corolla, Camry o RAV4 - fueron fabricados entre 2005 y 2010.

La operación afecta a alrededor de 600.000 unidades en Japón, 2,7 millones en Estados Unidos, 1,2 millones en Europa y dos millones en otras partes del mundo.

La compañía dijo que no había recibido informes de accidentes vinculados a este defecto, pero un cliente podría haber sufrido una quemadura en la mano debido a este problema.

"La pulverización de la grasa de lubrificación de los módulos de contacto eléctrico del mando principal para subir las ventanillas del lado del conductor (que controla todas las ventanillas del vehículo) pudo haberse efectuado de manera incorrecta", afirma el fabricante japonés, al explicar las posibles causas de la avería.

"Pequeños depósitos de escombros pudieron acumularse" en lugares "donde se aplicó poca grasa" y ese fallo "puede provocar el recalentamiento del conjunto del interruptor, con riesgo de que se derrita, con posibles desprendimientos de humo", agrega Toyota.

El proceso de revisión dura aproximadamente una hora y consiste en verificar el módulo y, en caso de que se verifique la avería, en "reemplazar el circuito eléctrico" del vehículo.

AFP