Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados patrullan en el barrio de Saint-Denis, en el norte de París, el 18 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Una nueva masacre habría sido evitada por muy poco algunos días después de los atentados del 13 de noviembre en París: el presunto organizador de los ataques, Abdelhamid Abaaoud, preveía una nueva acción kamikaze cerca de la capital, reveló este martes la justicia francesa.

La investigación sobre los atentados parisinos, los peores jamás perpetrados en Francia, tuvo este martes sus consecuencias en Bélgica, donde un quinto hombre fue inculpado de "asesinatos terroristas" y una orden de arresto internacional fue lanzada contra un nuevo sospechoso.

Abaaoud, yihadista belgo-marroquí de 28 años de edad, fue abatido el 18 de noviembre en el asalto de la policía a un apartamento en Saint Denis, al norte de París, en el que se había atrincherado.

Su prima, Hasna Aitboulahcen, también murió durante el operativo y, otro hombre aún sin identificar, se inmoló haciendo estallar un chaleco con explosivos.

"Los dos terroristas, Abaaoud y el hombre encontrado junto a él, tenían un proyecto de atentado que consistía en hacerse explotar el miércoles 18 o el jueves 19 en La Défense", declaró este martes el fiscal encargado de la investigación, François Molins.

Situado en la periferia oeste de París, este barrio comercial es el mayor parque de oficinas de toda Europa, con 3.000 empresas implantadas, entre las cuales gigantes mundiales como el grupo petrolífero Total, donde trabajan cotidianamente unas 180.000 personaa.

Alberga también el centro comoercial de Les Quatres Temps, uno de los más importantes de Francia, considerado desde hace tiempo un blanco potencial para una acción terrorista.

Los atentados del 13 de noviembre provocaron 130 víctimas mortales y 350 heridos en París, en la sala de conciertos Bataclan y en terrazas de cafés y restaurantes, y en Saint Denis en los alrededores del Estadio de Francia en el que se jugaba un amistoso de fútbol Francia-Alemania.

Según el fiscal de París, las investigaciones telefónicas realizadas la noche de los atentados permitieron establecer que Abaaoud había estado en contacto con uno de los kamikazes en el estadio, Bilal Hadfi, un francés residente en Bélgica.

- Regreso al escenario del crimen -

Estas investigaciones permiten pensar que el yihadista probablemente "regresó al escenario del crimen tras los atentados", en tanto la policía aún intervenía en el Bataclan, sitio de la mayor masacre, con 90 muertos (en su mayoría gente muy joven), agregó el magistrado.

Según Molins, el kamikaze muerto en Saint Denis "podría ser" el tercer agresor que ametralló las terrazas de cafés y restaurantes parisinos, junto a Abaaoud y Brahim Abdeslam, quien se hizo explotar en un restaurante.

Convertido en uno de los hombres más buscados en Europa, el hermano de este último, Salah Abdeslam, es un sospechoso clave de los atentados del 13 de noviembre, en los preparativos en los que al menos participó antes de, aparentemente, haber huido hacia Bélgica al día siguiente de la tragedia.

La justicia belga lanzó el miércoles pasado una orden internacional de arresto contra un nuevo sospechoso, Mohamed Abrini, identificado en compañía de Salah Abdeslam dos días antes de los atentados de París.

Los dos hombres fueron filmados en una estación de servicio al norte de la capital francesa, en uno de los automóviles que utilizaron en los ataques, según la giscalía federal belga. La orden de búsqueda y captura describe a Abrini como "peligroso y probablemente armado".

La fiscalía belga anunció también la encarcelación de un hombre cuya identidad no fue divulgada, quien fue inculpado de "participación en las actividades de un grupo terrorista y asesinatos terroristas".

En total, cinco personas han sido detenidas en Bélgica por su vínculo con los atentados de París.

Entre éstos figuran Mohammed Amri y Hamza Attou, dos hombres controlados en el norte de Francia en un auto en companía de Salah Abdeslam, sobre el que afirmaron lo llevaban de regreso a Bélgica.

Según la fiscalía belga, Abdeslam, una vez llegado a Bruselas, "parece haber sido" tomado a cargo por otra persona. Los investigadores habrían llegado hasta un tal "Ali O", francés de 31 años y residente en Molenbeek, la comuna de Bruselas de los hermanos Abdeslam.

En París, donde seis magistrados antiterroristas se movilizaron en la investigación, el "anfitrión" de Abaaoud, Jawad Bendaoud, detenido el 18 de noviembre, fue inculpado por asociación para delinquir con emprendimiento terrorista. El martes fue encarcelado tras pasar seis días en prisión preventiva.

AFP