Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, en conferencia conjunta con el secretario de comercio de EEUU Wilbur Ross, el 10 de marzo de 2017 en Washington

(afp_tickers)

Tras la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) algunos países firmantes, con el impulso de la Alianza del Pacífico (AP), tratan de que no se pierdan años de negociaciones.

Quince países, entre ellos China y Corea del Sur, exploraron este miércoles en Viña del Mar, en la costa central chilena, opciones para continuar la integración económica de ambas orillas del Pacífico, interrumpida por la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Convocados por Chile en nombre de la AP (Chile, Colombia, México y Perú) se trata sobre todo de "generar más certezas" en un contexto internacional lleno de "incertidumbres por algunas señales proteccionistas en algunas partes del mundo", como recordó el canciller chileno, Heraldo Muñoz, anfitrión del encuentro de dos días.

Con el TPP moribundo, el bloque latinoamericano se ha impuesto como tarea proseguir la profundización de la integración con Asia Pacífico, una de las regiones más dinámicas del mundo.

"El retiro de un miembro muy importante del TPP abre nuevas oportunidades", dijo el canciller mexicano Luis Videgaray, cuyo país busca diversificar sus mercados para reducir la dependencia de Estados Unidos, ante la amenaza de Trump de revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta).

- Acuerdos rápidos y de alta calidad -

"Hemos decidido movernos juntos en particular con los países de Asia Pacífico", aunque todavía no han decidido con cuáles, dijo el canciller Videgaray en la conferencia de prensa.

Sin embargo, los futuros socios tendrán que cumplir dos condiciones: que se puedan lograr "acuerdos de alta calidad comparables con lo acordado, con lo logrado en el TPP o incluso superior y que se logre en un corto plazo", agregó el diplomático.

Se trata, fundamentalmente, de salvar el trabajo realizado durante años, porque incluye no solo la eliminación de barreras comerciales, sino también normas sobre legislación laboral, medio ambiente, propiedad intelectual y compras estatales.

Como consecuencia de esta estrategia, la AP contará con tres categorías de adherentes los miembros plenos, los países asociados con los que se llegue a acuerdos y los observadores, dijo el canciller Muñoz.

- ¿Un TPP con China? -

El representante especial para asuntos latinoamericanos de China, Yin Hengmin, participó en estos encuentros de alto nivel para explorar iniciativas de integración en el Asia-Pacífico, que durante dos días se llevaron a cabo en un lujoso hotel de Viña del Mar.

Si el TPP nació por impulso del anterior presidente estadounidense Barack Obama para contrarrestar el poderío de China, ahora Pekín parece tener su camino libre.

Pero los representantes de la AP se han guardado mucho de adelantar que China podría reemplazar a Estados Unidos en un TPP.

"El TPP ya está definido. Será determinación de China si puede dentro de su estrategia incorporar las disciplinas que tiene el TPP", dijo el secretario de Economía mexicano Ildefonso Guajardo a la AFP.

Este miércoles hubo una reunión de los 11 miembros que quedan del TPP para analizar el camino a seguir. La embajadora estadounidense, Carol Pérez, que participó en otras secciones de este diálogo de alto nivel sobre iniciativas de integración, no fue invitada a este encuentro.

Al término de la reunión de Viña del Mar, la embajada estadounidense en Santiago dijo en un comunicado que "la administración del Presidente Trump está comprometida en dialogar activamente con todos nuestros socios del Asia Pacífico y espera continuar siendo un miembro clave (...) tanto para temas de comercio como otros".

- Asia es el camino -

En este momento, todos los caminos miran a Asia, la región económicamente más dinámica. Ya sea para salvar lo que se pueda del TPP o participar en el RECEP, el acuerdo comercial que negocian 16 países del sureste asiático desde 2012 con China al frente y que inicialmente se había presentado como una contrafuerza al TPP, o acelerar el FTAAP, el acuerdo de libre comercio que promueve China en el seno de la Asociación de Países Asia Pacífico (APEC).

La AP También quieren dinamizar el comercio con el Mercosur, que integran Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. El próximo 7 de abril tienen prevista una reunión en Buenos Aires.

Los representantes de los países firmantes del TPP volverán a reunirse con motivo de la reunión de los ministros encargados de Comercio en el seno de la Foro Asia Pacífico (APEC) el 20 y 21 de mayo próximo.

AFP