Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de migrantes junto al puerto de Calais al día siguiente de la pelea entre afganos y eritreos, que dejó 21 heridos, cuatro de ellos en estado grave

(afp_tickers)

Un día después de los enfrentamientos entre migrantes más violentos que se hayan vivido en Calais, el gobierno francés pidió este viernes a quienes quieren cruzar a Gran Bretaña que no vuelvan a esta ciudad portuaria del norte de Francia.

Cuatro jóvenes eritreos seguían entre la vida y la muerte tras haber recibido disparos la víspera en reyertas que dejaron un total de 21 heridos, según los bomberos.

Estas refriegas, que el jueves enfrentaron a afganos y eritreos, son habituales en la región de Calais, donde afluyen cientos de migrantes con la esperanza de poder cruzar clandestinamente el Canal de la Mancha. Pero nunca habían sido tan sangrientas.

La tensión actual recuerda la situación incontrolable que existía en la zona cuando miles de migrantes se hacinaban en un campamento salvaje, conocido como "la jungla", que fue desmantelado en 2016.

Calais "es un muro contra el que chocan quienes vienen aquí creyendo que van a cruzar a la otra orilla y acaban pasando meses aquí en las condiciones que conocemos", advirtió el ministro del Interior francés, Gérard Collomb, que se desplazó hasta el lugar.

"El mensaje que quiero transmitir es que si quieren ir a Gran Bretaña, no es aquí donde hay que venir", insistió.

Estos enfrentamientos tienen lugar en un momento en que el gobierno de Emmanuel Macron prepara un proyecto de ley sobre inmigración que los defensores de los migrantes denuncian como un endurecimiento de las condiciones de acogida.

Desde el desmantelamiento de "la jungla", el número de migrantes cayó, pero varios cientos -unos 800 personas según las asociaciones, entre 550 y 600 según la prefectura- siguen acampando en los alrededores, en una situación de precariedad que las asociaciones denuncian con regularidad.

Por su parte, las autoridades intentan impedir que se cree un nuevo "punto de fijación" en torno al puerto de Calais, de donde zarpan los ferris con destino a las costas inglesas

Francia y Reino Unido acordaron en 2003 que la frontera británica se establezca en el territorio costero francés a cambio de una contribución financiera de Londres que fue recientemente aumentada durante una cumbre franco-británica.

- Desmantelar las redes de traficantes -

Los cuatro heridos más graves, que tendrían entre 16 y 18 años, sufrieron lesiones en las cervicales, el tórax, el abdomen y la médula espinal.

"Es un grado de violencia nunca visto", subrayó Collomb lamentando estos acontecimientos "excepcionalmente graves".

Tras la violencia, la noche fue tranquila, informó una fuente policial.

"Distribuimos 300 comidas en una calma olímpica esta mañana" en uno de los lugares donde tuvieron lugar los enfrentamientos, afirmó a la AFP Jean-Claude Lenoir, presidente de la asociación Salam.

Por la mañana, no se percibía ningún signo de tensión mientras los migrantes comían e intentaban protegerse de un frío glaciar, constató la AFP.

La policía buscaba el viernes a un hombre de nacionalidad afgana, de 37 años, sospechoso de haber disparado contra los eritreos cerca del hospital de Calais, donde se llevaba a cabo una distribución de comida.

Se interrogó a una decena de testigos, informó la fiscalía.

"Algunos nos dicen que fueron varios lo que dispararon. Es un poco confuso", agregó.

Las armas de fuego, señala por su parte una fuente judicial, pertenecían a "las redes de traficantes".

Según Collomb, estos habrían originado al menos en parte los enfrentamientos del jueves.

"Ahora vemos claramente que están organizados en bandas. Igual que en el pasado han podido darse fenómenos espontáneos, actualmente vemos que hay jefes de bandas que movilizan a su alrededor. Estas redes deben desmantelarse", dijo el ministro.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP