Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tras ser condenado, Lula viaja a Etiopía para una reunión de la FAO

El exmandatario brasileño Luiz Inacio Lula da Silva en un acto político del Partido de los Trabajadores en su apoyo tras ser condenado a 12 años de prisión por acto de corrupción, el 25 de enero de 2018, en Sao Paulo, Brasil.

(afp_tickers)

El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, condenado el miércoles a más de doce años de cárcel por corrupción, confirmó que este fin de semana participará en Adis Abeba (Etiopía) en un evento internacional de la FAO contra el hambre.

"No es un viaje fácil, son 14 horas para ir, 14 para volver y 14 para estar allá", comentó Lula el jueves durante el lanzamiento de su precandidatura presidencial en una sede sindical de Sao Paulo.

El exmandatario de izquierda (2003-2010) debe partir de Brasil la madrugada de este viernes, indicó su asesoría, sin precisar el periplo que realizará hasta ese país del África occidental.

Lula tiene previsto participar en un encuentro sobre políticas públicas para acabar con el hambre en el continente africano hasta 2025, organizado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El encuentro se llevará a cabo la tarde del sábado, en paralelo a una cumbre de la Unión Africana en la que también participará el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, según la FAO.

El equipo de Lula precisó que el retorno está previsto para el domingo.

"Será un debate cinco años después de un evento realizado en 2013 por el Instituto Lula, la FAO y la Unión Africana sobre políticas públicas para erradicar el hambre en el continente hasta 2025", precisó la asesoría del exmandatario.

La FAO recuerda en su portal internet que el programa en cuestión, "Alcanzar el Hambre Cero en 2025", surgió en 2013 como una iniciativa de la Unión Africana y del Instituto Lula.

"Hambre cero" fue el programa generalizado en Brasil para sacar a millones de personas de la pobreza extrema durante las presidencias de Lula, bajo la supervisión del actual secretario general de la FAO, el brasileño José Graziano.

Lula, de 72 años, fue condenado el miércoles por un tribunal de apelación a doce años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, cargos que el exlíder sindical niega.

El exmandatario tiene recursos disponibles para evitar la cárcel, en tanto que no se le solicitó entregar su pasaporte.

Tres abogados introdujeron desde su condena sendos pedidos de retención del documento, argumentando que el líder izquierdista podría solicitar asilo político. Las demandas "serán analizadas pero no hay plazo para decidir", indicó la asesoría del tribunal.

"No hay ningún obstáculo legal para que el expresidente Lula viaje al exterior", indicó a la AFP uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin Martins.

"Ya habíamos informado a la Justicia, antes del juicio de ayer, de su participación en ese encuentro de líderes políticos internacionales", agregó, destacando que la Constitución le garantiza a Lula "el derecho de ir y venir" mientras no se hayan agotado todos los recursos contra su condena.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes