Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El brasileño André Esteves, CEO del banco de inversión BTG Pactual, el 26 de abril de 2012 en Sao Paulo

(afp_tickers)

El ya expresidente del banco BTG Pactual, André Esteves, dejó este miércoles el control de la entidad cuando se cumple una semana de su detención acusado de participar en el megaescándalo de corrupción en Petrobras, y después de que el domingo renunciara a la dirección de la institución.

"El Banco BTG Pactual S.A informa que fue realizada en la presente fecha una permuta de acciones entre el Sr. André Santos Esteves y los Top Seven Partners (...), resultando en la alteración del control societario actual de las compañías, que pasará a ser ejercido por los Top Seven Partners, por medio de sociedad holding constituida por ellos mismos", informó la entidad en una nota al mercado financiero.

Con esta decisión, sujeta aún a la aprobación del Banco Central de Brasil, Esteves queda fuera de las decisiones de las compañías Banco BTG Pactual S.A y BTG Pactual Participations Ltd, que ahora serán tomadas por los siete miembros del holding.

Al recibir el comunicado al comienzo de la sesión, la Bolsa de Sao Paulo suspendió la negociación de los papeles de la entidad hasta recibir más informaciones. Las acciones volvieron a operar hacía las 14H30 locales (16H30 GMT) y cerraron la jornada con una caída de 1,48%.

El exCEO del mayor banco de inversión independiente de América Latina, un experto en finanzas de 47 años y con una fortuna personal de 2.100 millones de dólares, según Forbes, fue detenido el pasado miércoles por orden de la Corte Suprema.

Su arresto, que agitó el mercado provocando un desmplome del 21% de los papeles del banco al conocerse la noticia, fue decretado entonces de forma temporal, aunque este domingo el Supremo Tribunal decidió extenderlo por tiempo indeterminado.

Horas más tarde, BTG Pactual informaba de que Esteves había renunciado a sus cargos de CEO y presidente del consejo de administración de la entidad.

En el mismo régimen sigue arrestado el senador Delcidio Amaral, líder del gobernante Partido de los Trabajadores en el Senado, capturado el mismo día que Esteves.

La Fiscalía lo acusa de intentar usar su influencia para evitar que el exjefe del área internacional de Petrobras Néstor Cerveró firmara un acuerdo de colaboración con la Justicia a cambio de una reducción de su condena.

Amaral fue grabado por el hijo de Cerveró hablando de planes para que el exdirector de Petrobras, condenado por lavado de dinero, se fugara a España -vía Paraguay- mientras Esteves, el 13er hombre más rico de Brasil, es señalado como el financiador del eventual escape.

Ambos habrían propuesto, además, pagar una mesada de unos 13.000 dólares a la familia de Cerveró para que éste no mencionase sus nombres a la Justicia.

Tanto el banquero como el senador han negado las acusaciones.

AFP