Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Trabajadores de aerolíneas en huelga en el aeropuerto de Brasilia el 3 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Una huelga de dos horas realizada este miércoles en los principales aeropuertos de Brasil en reclamo de reajustes salariales provocó trastornos a miles de pasajeros, que sufrieron atrasos y cancelaciones de vuelos.

Según la oficina estatal que controla la mayoría de aeropuertos en el país, Infraero, de los 798 vuelos programados en toda su red de terminales hasta las 13H00 GMT, 408 sufrieron atrasos mientras que 138 fueron cancelados.

La paralización afectó principalmente los vuelos domésticos en este país de tamaño continental.

La huelga de pilotos y comisarios de vuelo se extendió por dos horas entre las 06H00 y 08H00 de la mañana (08H00-10H00 GMT), las horas más agitadas de los aeropuertos brasileños. Trabajadores de los mesones de registro no adhirieron.

Los 12 aeropuertos que adhirieron a la protesta son Congonhas, Campinas y Guarulhos en Sao Paulo; Santos Dumont y Galeao en Rio de Janeiro; Porto Alegre, Florianópolis y Curitiba en el rico sureste del país, así como Brasilia en el centro oeste y Salvador, Recife y Fortaleza en el noreste.

Las cifras de Infraero incluyen a Brasilia, Campinas y el internacional de Rio de Janeiro (Galeao), la ciudad que en agosto acogerá los Juegos Olímpicos, aún cuando estén bajo administración privada. De 44 vuelos programados en el aeropuerto internacional de Rio (Galeao), 38 sufrieron atrasos y no hubo cancelaciones.

El mayor aeropuerto del país, Guarulhos en Sao Paulo, capital económica del país, tenía 192 operaciones programadas hasta media mañana del miércoles, de las que 58 se atrasaron y tres se cancelaron, informó a la AFP la oficina de prensa de la administradora.

La paralización fue llamada después de que las líneas aéreas "se negaron a conceder un reajuste mínimo que reponga las pérdidas inflacionarias del año pasado", indicó el sindicato de los trabajadores aéreos (SNA) en una nota.

El SNA pide un reajuste salarial de 11% para estar en línea con la inflación de 10,67% de Brasil en 2015, la mayor desde 2002.

Las empresas aéreas proponen un aumento fraccionado de 5,5% en febrero y lo mismo en junio, y no retroactivo a diciembre como pide el sindicato, argumentando que desde 2011 acumula pérdidas. Entre enero y setiembre de 2015, el perjuicio fue de 3.700 millones de reales (unos USD 925 millones).

Las aerolíneas informaron a los pasajeros que harán reembolsos o cambiarán fechas de los pasajes sin costo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP