Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado surcoreano observa la televisión con imágenes del lanzamiento de misiles de Corea del Norte, en una estación de tren de Seúl, el 4 de julio de 2017

(afp_tickers)

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia rechazaron el viernes un tratado para prohibir las armas nucleares aprobado por la ONU, asegurando en un comunicado conjunto que "claramente ignora las realidades del ambiente de seguridad internacional", como la amenaza que representa Corea del Norte.

En un comunicado conjunto, las tres potencias nucleares recordaron que habían boicoteado las negociaciones para este tratado y no tienen intenciones de unirse al mismo.

El tratado que prohíbe las armas nucleares fue avalado por 122 países el viernes en las Naciones Unidas a pesar del boicot de las potencias nucleares y sus aliados.

Las potencias occidentales argumentan que el tratado no toma en cuenta las preocupaciones en materia seguridad de aquellos países que mantienen estas armas, porque las mismas tienen un efecto disuasivo contra un posible ataque nuclear.

El tratado creará "incluso más divisiones en un momento en que el mundo necesita mantenerse unido ante crecientes amenazas, como la que representa Corea del Norte", dice el comunicado conjunto.

"Este tratado no ofrece solución a la grave amenaza del programa nuclear norcoreano, ni afronta otros retos que hacen que el freno nuclear sea necesario", agrega.

Ninguno de los nueve países que poseen armas nucleares (Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, China, Francia, India, Pakistán, Corea del Norte e Israel) tomó parte en las negociaciones ni en la votación.

Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña afirman que siguen comprometidos con el Tratado de No Proliferación Nuclear, que intenta evitar la proliferación de armas atómicas y también busca que los estados nucleares reduzcan sus arsenales.

El tratado que aprobó la ONU prohíbe el desarrollo y almacenamiento de armas nucleares e incluso la amenaza de utilizarlas, y entrará en vigencia cuando 50 países lo hayan ratificado, lo cual podrán hacer a partir del 20 de septiembre.

AFP