Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados birmanos en Rangún el 24 de noviembre de 2016, vigilantes junto a una oficina de inmigración tras una serie de explosiones en la capital

(afp_tickers)

Al menos 30 personas murieron el lunes en violentos combates entre un grupo rebelde étnico y fuerzas de seguridad birmanas en la región de Kokang (noreste), cerca de la frontera con China, anunció el Gobierno birmano.

Al menos 20 rebeldes, cinco policías y cinco civiles murieron en enfrentamientos en Laukkai, estado de Shan (noreste), indicó un comunicado de la oficina de la dirigente birmana Aung San Suu Kyi difundido en Facebook.

Los combates proseguían la anochecer, indicó a AFP una fuente militar.

"Muchos civiles inocentes, incluidos un maestro" murieron "en los ataques del grupo armado Ejército de la Alianza Democrática Nacional de Birmania (MNDAA, por sus siglas en inglés)" en la ciudad, afirmó un comunicado de la oficina de Aung San Suu Kyi.

Los rebeldes del MNDAA, algunos de ellos con uniforme de policía, atacaron varias comisarías y puestos de control del ejército en Laukkai, indicó la fuente.

La Alianza del Norte, integrada por cuatro grupos rebeldes, entre ellos el MNDAA, confirmó que sus integrantes combatían en Laukkai.

En 2015, miles de personas habían huido hacia China debido a los combates en Kokang.

Los enfrentamientos con la Alianza del Norte se intensificaron en Shan desde fines de 2016, causando la muerte de más de 160 personas.

AFP