Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen del abandonado Hospital General Rann en el campamento de desplazados de Rann, al noreste de Nigeria, el 29 de julio de 2017

(afp_tickers)

Tres mujeres kamikazes se hicieron explotar este martes a la entrada de un campo para desplazados en el noreste de Nigeria, causando 28 muertos y más de 80 heridos, según fuentes locales.

"Tres mujeres activaron sus cinturones explosivos a la entrada de un campamento de desplazados (en la ciudad de Mandarari) causando 28 muertos y 82 heridos", informó Baba Kura, miembro de las milicias civiles que luchan contra el grupo yihadista de Boko Haram.

El ataque se produjo a 25 kilómetros de Maiduguri, capital del Estado de Borno (noreste).

El conflicto contra Boko Haram, que ha dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados en la región del Lago Chad, ha engendrado una grave crisis humanitaria y alimentaria.

Kura contó que después de que la primera mujer se hizo explotar cundió el pánico.

"La gente intentaba cerrar sus negocios cuando las otras dos mujeres suicidas explotaron sus cargas causando la mayor parte de las muertes", dijo.

Ibrahim Liman, el comandante de la milicia local que combate a los yihadistas, confirmó los detalles de ataque y dijo que los cerca de 80 heridos habían sido transferidos al hospital de Maiduguri.

Una fuente en el hospital confirmó que una "gran cantidad" de pacientes había sido ingresado.

Esta zona ubicada en el distrito de Konduga ha sufrido recientemente varios ataques del grupo Boko Haram.

El sábado más de 30 pescadores murieron en manos del grupo a orillas del lago Chad cuando dos secciones de combatientes los atacaron.

Esa noche, varios hombres armados invadieron una zona de la ruta de Maiduguri, disparando contra los habitantes y finalmente terminaron prendiendo fuego a todas las casas.

Hace dos semanas, tres vendedores de leña fueron decapitados en las cercanías, acusados por los combatientes de ser espías de las fuerzas de seguridad.

A medida que el grupo Boko Haram ha perdido terreno en las grandes ciudades en torno al lago Chad, sigue realizando ataques esporádicos en las vías y en puntos estratégicos de la región, lo que impide el acceso del ejército pero también de las oenegés que atienden a la población.

A finales de julio una emboscada contra un equipo de prospección petrolera de la Compañía Nacional de Petróleo de Nigeria (NNPC), acompañados por geólogos de de la Universidad de Maiduguri, dejó cerca de 70 muertos.

La semana pasada la ONU expresó su preocupación después de que las fuerzas de seguridad nigerianas realizaban un "registro ilegal" en su campamento de Maiduguri.

Según la ONU, el conflicto amenaza la respuesta humanitaria a corto, mediano y largo plazo y es una de las causas principales del hambre que azota a muchos habitantes de la región.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP