Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los líderes de los países del G20 posan para la foto de familia el 15 de noviembre de 2015 en Antalya, Turquía

(afp_tickers)

La comunidad internacional combate las fuentes de financiación del grupo Estado Islámico (EI) atacando sus actividades petroleras, eliminando sus apoyos económicos y movilizándose en tres frentes diplomáticos para asfixiarlo financieramente: el G20, la ONU y la Unión Europea.

- El G20, via el GAFI -

Dos días después de los atentados del 13 de noviembre en París, los dirigentes de las 20 mayores economías mundiales (G20) se reunieron en Antalya, en Turquía. Dieron mandato al Grupo de Acción Financiera (GAFI), hasta entonces únicamente especializado en la lucha contra la evasión fiscal, para tratar de cercenar "los flujos de financiación vinculados al terrorismo".

Este organismo intergubernamental integrado por 34 países y territorios, convocó para este fin de semana en París una reunión extraordinaria para tratar el asunto de la financiación del terrorismo y para presionar a los países que aún no han tomado las medidas adecuadas al respecto.

El GAFI entregará un informe en el G20 Finanzas de febrero que presentará "lo que han hecho los diferentes países que no están al día" en la lucha contra la financiación del terrorismo y "cuya lista no se ha hecho pública", explicó una fuente diplomática. "Tenemos que reflexionar en el seno del GAFI sobre un dispositivo que permita presionar a países que no están al día y que no tienen aún los dispositivos para hacer lo mínimo en la lucha contra la financiación del terrorismo", afirmó esta fuente.

- Consejo de Seguridad de la ONU -

Estados Unidos, que asume en diciembre la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad, convocó una reunión para el 17 de diciembre para debatir los medios de cortar la financiación del EI.

"Un frente internacional unido es crucial para alcanzar el objetivo" de aislar al EI del sistema financiero internacional y "frenar su financiación", afirmó el secretario estadounidense del Tesoro, Jacob Lew.

Por primera vez, son los ministros de Finanzas de los 15 países miembros del Consejo de Seguridad los que están invitados a viajar a Nueva York. La congelación de haberes forma en efecto parte de sus competencias.

El ministro francés Michel Sapin y sus homólogos británico, George Osborne, y español, Luis de Guindos, han confirmado su presencia, indicó el Ministerio francés a la AFP. "La idea es adoptar una resolución que tendría fuerza de ley para el conjunto de los países de Naciones Unidas, con el objetivo de estrechar las redes y poder detectar movimientos de dinero que sirven para financiar actos de terrorismo y actuar congelando los haberes o incautándolos", dijo esta fuente.

- La Unión Europea -

Tras los atentados en la capital francesa, Michel Sapin planteó el tema de la financiación del terrorismo ante el Consejo de Ministros de Finanzas europeos (Ecofin), que se reunió el martes pasado. La próxima reunión está prevista en enero.

Francia exige que Europa pase ahora de la "fase de la emoción a la fase de la acción". Las tarjetas bancarias prepagadas centran la preocupación de París, que exige normas "más estrictas" para su utilización en Europa.

El Gobierno de París pide asimismo a los demás miembros de la Unión Europea que se "acelere considerablemente" la aplicación de la última directiva europea antiblanqueo de dinero.

AFP