Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Milicianos ucranianos reparando el tejado de una guardería en Luganskoye, en la región de Donetsk, en el este del país, el 30 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Al menos tres personas, un soldado y dos civiles, murieron en las últimas 24 horas en el este separatista prorruso de Ucrania, primeras víctimas desde la nueva tregua instaurada el martes, según un balance del ejército ucraniano y de los rebeldes.

"Un militar ucraniano fue abatido y otros tres resultaron heridos en los combates en 24 horas", declaró un portavoz del ejército ucraniano, Olexandre Motuzianyk, durante una sesión informativa, sin añadir más precisiones.

Varios obuses cayeron sobre las casas, hiriendo mortalmente a una mujer anciana en el pueblo de Zaitsev, dividido en dos por la línea del frente y que es uno de los puntos calientes del conflicto, anunció el Ejército en un comunicado. Este pueblo está situado a 55 km al norte de Donetsk, bastión de los separatistas prorrusos.

Un alto responsable separatista de la república autoproclamada de Donetsk, Eduard Bassurin, informó, por su parte, de "un hombre y una mujer muertos en Zaitsev durante un tiroteo del ejército ucraniano".

Fue imposible saber si Kiev y los rebeldes hablaban de la misma víctima femenina.

"Los rebeldes utilizaron lanzagranadas, metralletas de gran calibre, morteros de calibre de 82 mm y un tanque, armas que debieron ser retiradas de la línea del frente durante los acuerdos de Minsk", afirmó el ejército de Ucrania.

Los separatistas acusaron por su parte en su página de internet oficial a las fuerzas ucranianas de haber disparado el sábado por la noche sobre Zaitsev, así como sobre los suburbios del oeste de Donetsk.

Los acuerdos de paz firmados en Minsk en febrero, gracias a la mediación de Francia y Alemania, contribuyeron a detener prácticamente los combates que causaron 9.000 muertos desde abril de 2014.

Kiev y los rebeldes anunciaron el martes la firma de la enésima tregua, la de Año Nuevo, después de que recientes enfrentamientos pusieran en peligro el frágil alto el fuego de septiembre, que permitió reducir considerablemente los combates, no sin evitar varias olas de violencias.

AFP