Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos miembros de las fuerzas de seguridad afganas hacen guardia tras una explosión el 13 de septiembre de 2017 cerca de un estadio de críquet en Kabul

(afp_tickers)

Al menos tres personas, entre ellas un policía, murieron y otras cinco resultaron heridas este miércoles cuando un kamikaze se hizo estallar cerca de un estadio de críquet de Kabul, anunció la policía afgana.

El kamikaze se dirigía hacia el estadio cuando fue interceptado por la policía en el primero de los tres puntos de control que llevan al recinto. Entonces, el atacante accionó su carga.

El atentado fue reivindicado por la rama del grupo Estado Islámico en la provincia de Khorasan, según SITE, un grupo especializado en la vigilancia de los sitios internet yihadistas.

"Al sacrificarse, las fuerzas de seguridad impidieron que el asaltante llegara hasta la multitud (del interior del estadio) y provocara una catástrofe", declaró a la AFP un portavoz de la policía, Basir Mujahid. Dos de los heridos también son policías, indicó.

El ataque se produjo cuando se celebraba un partido de críquet en el interior del estadio, declaró a la AFP un portavoz de la federación afgana de críquet, Farid Hotak.

El partido fue brevemente interrumpido, añadió, precisando que "todos los jugadores y responsables de la federación están sanos y salvos". Varias ambulancias trasladaban a los heridos hacia el hospital, constató un periodista de la AFP.

El último atentado en la capital afgana remonta al 29 de agosto, cuando cinco personas murieron y otras ocho resultaron heridas en un atentado suicida cerca de una sucursal bancaria del centro. Fue reivindicado por los talibanes.

El críquet fue prohibido en Afganistán durante el régimen talibán, entre 1996 y 2001, pero el deporte ha conocido un resurgir fulgurante en los últimos años.

Este nuevo ataque se produjo pocas horas después de que llegaran al país ocho afganos repatriados desde Alemania, en el sexto envío de este tipo desde que Afganistán y la Unión Europea cerraron en diciembre pasado un polémico acuerdo migratorio.

Ese acuerdo estipula que los afganos pueden vivir libremente y en seguridad en Kabul y otras partes de Afganistán, a pesar de la violencia y las ofensivas militares de los talibanes y el Estado Islámico.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP