Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía tailandesa inspecciona el escenario de un atentado con moto bomba perpetrado en un mercado en Yala el 22 de enero de 2018

(afp_tickers)

Tres personas murieron este lunes a consecuencia de la explosión de una bomba en un mercado del sur de Tailandia, una región que es escenario de una rebelión musulmana independentista, anunció la policía.

La bomba, oculta en un ciclomotor, explotó en el mercado de Pimonchai, en el centro de Yala.

"El último balance es de tres muertos", declaró a la AFP Pramote Prom-in, portavoz de las fuerzas de seguridad en esa región.

Hay 24 heridos leves, indicó el hospital local. "Todos los heridos son budistas", precisó un responsable del centro. Entre los tres fallecidos, dos son budistas y el tercero es musulmán.

"Los testigos explicaron que los sospechosos habían estacionado el ciclomotor enfrente de un puesto que vendía carne de cerdo, 10 minutos antes de la explosión", precisó el policía encargado de la investigación del ataque.

Ese detalle refuerza la hipótesis de un ataque de la rebelión musulmana, ya que los budistas, minoritarios en esa región, comen cerdo, a diferencia de sus vecinos musulmanes.

"Es el primer gran ataque en el centro de Yala en los dos últimos años", recordó el policía.

Los ataques en el sur del país suelen ser emboscadas contra convoyes militares o asesinatos contra personas consideradas como cómplices del poder central, por ejemplo representantes de la administración o profesores.

El conflicto separatista en el extremo sur de Tailandia, un país de mayoría budista, causó 235 muertos en 2017, una cifra menor que en los años anteriores, según la organización Deep South Watch. La mayoría de las víctimas fueron civiles.

Esa rebelión, que dejó cerca de 7.000 muertos desde 2004, no suele aparecer en las portadas de la prensa mundial, aunque tiene lugar a pocos centenares de kilómetros de las playas turísticas del país asiático.

En esa región meridional, que fue parte de Malasia hasta comienzos del siglo XX, Tailandia llevó a cabo una política de asimilación de los musulmanes autóctonos.

Desde la llegada al poder de la junta militar tras un golpe de Estado en mayo de 2014, y a pesar de que las conversaciones de paz están en punto muerto, los atentados son menos frecuentes.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP