Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El cuerpo de un conductor palestino que intentó atropellar y luego apuñalar a civiles israelíes, tras morir por disparos de un hombre en una autopista junto al asentamiento judío de Kfar Adumim, 10 km al este de Jerusalén, el 22 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Una joven israelí murió apuñalada y tres palestinos, entre ellos su agresor, fueron abatidos este domingo en Cisjordania ocupada, en nuevos episodios de la espiral de violencia que ha causado más de 100 muertos desde octubre.

Hadar Bukris, de 20 años, había sido ingresada con heridas en la cabeza y el pecho, tras lo que falleció según fuentes médicas. Su agresor, un palestino de 34 años, Issam Thawabteh, originario de Beit Fajjar, fue abatido por fuerzas israelíes presentes en el lugar. La joven fue atacada cerca del bloque de colonias de Gush Etzion, al sur de Jerusalén.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reafirmó este domingo que los atacantes habían actuado por iniciativa propia. "Esto no es terrorismo cometido por organizaciones", destacó. "Es terrorismo cometido por individuos (...) incitados a actuar esencialmente a través de las redes sociales (en internet)", dijo en Consejo de ministros. "Es difícil impedir por completo la llegada de terroristas armados de cuchillos u otros (armas) en tal o cual lugar", subrayó, llamando a los "ciudadanos a mantenerse en estado de máxima alerta".

Después de unos días de calma relativa, la situación en Israel y en los Territorios Palestinos se complicó de nuevo con una serie de ataques desde el jueves, poco antes de la llegada a la región, la semana próxima, del secretario de Estado norteamericano John Kerry con la intención de instar a las partes a lograr una solución a esta ola de violencia.

- Otros dos agresores abatidos -

Este domingo por la mañana, una palestina que intentó apuñalar a un israelí, fue arrollada por el coche de un colono judío antes de que los soldados abrieran fuego contra ella causándole la muerte.

El ataque se produjo en un cruce al sur de Naplusa, informó el ejército en un comunicado, en el que explica que "las fuerzas y un transeúnte respondieron a la amenaza inmediata, abriendo fuego contra la atacante".

Responsables de seguridad palestinos confirmaron la muerte de la mujer. Los hechos ocurrieron en el cruce de Hawara, que los israelíes llaman Samaria.

Un colono judío en el sector, Gershon Mesika, contó haberse abalanzado con su coche contra la atacante antes de que un soldado abriera fuego. "Vi a una terrorista correr detrás de un niño (...) y vi que llevaba un cuchillo", declaró a la radio militar. "Giré a la derecha y avancé a gran velocidad hacia ella. Se cayó y luego un soldado llegó y terminó el trabajo", agregó.

El ejército israelí no ha confirmado cuál era el blanco de la atacante.

Más tarde, un palestino al volante de un taxi intentó embestir a varias personas y agredirlas con un cuchillo antes de morir de varios impactos, informó la policía israelí.

"Un palestino en el cruce de (la colonia israelí de) Kfar Adumim que iba en un taxi palestino intentó embestir a civiles. No lo logró y salió del vehículo con un cuchillo para intentar apuñalar. Un civil (israelí) abrió fuego contra el terrorista que falleció como consecuencia de sus heridas", según un comunicado de la policía.

- Se agrava el balance de muertos -

Desde el 1 de octubre se han multiplicado los ataques o intentos de agresión con arma blanca o con coches, los enfrentamientos entre jóvenes palestinos y soldados y los actos violentos entre colonos israelíes y habitantes palestinos.

La ola de violencia causó 89 muertos entre los palestinos, entre ellos un árabe israelí, y 15 entre los israelíes, además de un estadounidense y un eritreo, según un balance de AFP. Muchos palestinos murieron cometiendo ataques o intentándolo.

El sábado por la noche, la policía detuvo a un palestino, presunto autor de un ataque con cuchillo ese mismo día, que hirió a cuatro israelíes en la ciudad de Kiryat Gat, en el sur de Israel. El domingo, el servicio de seguridad interior (Shin Beth) identificó al presunto autor como Mohamad Tarda, de 18 años, originario de un pueblo cerca de Hebrón en la Cisjordania ocupada.

El jueves, después de unos días de relativa calma, cinco personas murieron en Tel Aviv y en la Cisjordania ocupada en dos ataques antiisraelíes cometidos por palestinos, en uno de los días más sangrientos para los israelíes desde el comienzo de la violencia.

AFP