Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Logo de la sigla en inglés (OECD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico

(afp_tickers)

Trinidad Tobago es el único país que permanece en la lista negra de paraísos fiscales elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, anunció la OCDE este miércoles.

"Trinidad y Tobago, que figuraba en la lista de países no cooperativos, no fue capaz de demostrar progresos que permitan un cambio de categoría", dijo la entidad, que presentará su informe sobre el tema en la cumbre del G20 la semana próxima.

Como contrapartida Panamá, en el centro de un escándalo mundial el año pasado al revelarse los sistemas de blanqueo de dinero mediante sociedades fantasma, figura en la lista de países que están respetando "ampliamente" los criterios, junto con Andorra, Líbano, Guatemala, Vanuatu, Samoa y Emiratos Árabes Unidos, entre otros.

"Es una muy buena noticia y estamos muy complacidos", dijo en conferencia de prensa el ministro panameño de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia.

La decisión de la OCDE reconoce lo hecho por Panamá para "ir de una vez por todas eliminando la falta de estándares que tenía el país en materia de transparencia fiscal y financiera", añadió.

El ministro de Finanzas guatemalteco, Julio Héctor Estrada, también celebró el anuncio. "Permite a Guatemala recobrar la credibilidad internacional" y muestra su compromiso a la hora de "cumplir con los estándares de transparencia fiscal", dijo.

Para evitar aparecer en la lista negra de la OCDE, los países sospechosos de actuar como paraísos fiscales deben respetar varios criterios, entre ellos el intercambio de información bajo pedido y a partir de 2018 el intercambio de informaciones en forma automática.

En la precedente cumbre del G20 sus dirigentes había solicitado a la OCDE la preparación de "una lista de jurisdicciones que no progresan lo suficiente para alcanzar un nivel satisfactorio" de las normas reconocidas sobre transparencia fiscal.

AFP