Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Integrantes de las fuerzas que luchan por el gobierno internacionalmente reconocido de Libia festejan la toma del centro de Bengasi el 23 de febrero de 2016 en Libia

(afp_tickers)

Las fuerzas leales al gobierno de Libia reconocido internacionalmente retomaron el martes el control de la zona de Lithi, principal bastión yihadista de la ciudad de Bengasi, en tanto la ONU se inquieta por la "lentitud del proceso político".

Bengasi es escenario desde hace dos años de sangrientos combates entre las fuerzas leales y grupos armados, entre los cuales destacan los yihadistas del Estado Islámico (EI) y de Ansar Asharia, vinculado a Al Qaida.

"Hemos liberado por completo el área de Lithi", dijo a la AFP Fadel al Hassi, de las fuerzas especiales de Bengasi, que están luchando contra las milicias islamistas, incluyendo el grupo EI, en esta ciudad costera.

La zona de Lithi, en el centro de Bengasi, es considerada uno de los principales bastiones de los grupos yihadistas en la segunda ciudad del país ubicada a unos 1.000 km de la capital Trípoli.

Los habitantes llaman a esta parte de la ciudad el "Kandahar de Bengasi", en referencia a la ciudad afgana conocida por ser bastión de las organizaciones yihadistas.

La recuperación de Lithi tiene lugar en tanto las fuerzas leales, bajo el mando del general Jalifa Haftar, realizan desde el sábado una operación bautizada "la sangre del mártir", que les ha permitido retomar varios sectores y posiciones militares en Bengasi.

- ONU preocupada -

Sin embargo, en este contexto, la puesta en marcha de un gobierno de unidad, tan anhelada por los occidentales, se hace esperar en la medida en que el Parlamento reconocido por falta de 'quorum' no ha podido lograr un voto de confianza por lo que la decisión se postergó para la semana próxima.

Algunos diputados mencionaron por una parte divergencias en cuanto al programa de gobierno como desacuerdos en el orden del día de la reunión mantenida al respecto.

Por su parte, el representante especial de la ONU para Libia, Martin Kobler, quien había animado a los diputados a participar en esta reunión, manifestó su "inquietud ante la lentitud del proceso político" llamando a acelerarlo "para detener la expansión del EI".

Ante la situación, Italia, ex potencia colonial, dio su acuerdo para la utilización, según el caso, de drones desplegados en la base estadounidense de Sigonella, en Sicilia, para combatir al EI en Libia, según la ministra de Defensa, Roberta Pinotti.

Además, en el terreno militar, cuatro personas murieron este martes cerca de la capital libia en enfrentamientos entre el EI y combatientes leales al gobierno con sede en Trípoli, según informó una autoridad local.

Los cuatro muertos eran miembros del Consejo militar de la ciudad de Sabrata, aliado de la coalición de milicias Fajr Libya que controla la capital Trípoli, precisó Husein al Dawadi, alcalde de Sabrata, donde se seguían librando combates en la jornada.

La semana pasada, un ataque aéreo estadounidense contra un campo de entrenamiento en Sabrata dejó docenas de muertos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP