El primer ministro canadiense Justin Trudeau fustigó el martes en Davos, en Suiza, a las empresas más preocupadas por eludir los impuestos que por garantizar un reparto justo de los beneficios con los trabajadores y la sociedad en general.

Ante los directivos de grandes empresas y otros multimillonarios reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos, Trudeau denunció el gran número de empresas que "han puesto sus beneficios por delante del bienestar de sus empleados".

Estas empresas buscan ventajas a corto plazo "en lugar de buscar soluciones pertinentes y duraderas", agregó en el primer día del Foro.

Enzarzado en varios conflicto comerciales con Estados Unidos y una difícil renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Trudeau criticó con medias palabras la política fiscal del presidente estadounidense Donald Trump con la bajada de la tasa de impuestos a las empresas estadounidenses de 35% a 21% para estimular la economía.

"El abismo entre los ricos y los pobres es desconcertante y, mientras tanto, las empresas practican la evitación fiscal y se vanaglorian de beneficios récords" al tiempo que los minimizan de cara a los gobiernos para reducir su ingreso impositivo.

Pero "estamos en una nueva era comercial, deben devolver a la sociedad", lanzó. Y advirtió: "si no hacemos nada y perpetuamos el statu quo, el sistema se derrumbará y todos fracasaremos".

El primer ministro canadiense precisó que "en todo el mundo, el malestar es palpable" respecto a las desigualdades económicas, y que es el deber de los dirigentes reunidos en Davos "utilizar su situación privilegiada para hacer el bien".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes