Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de EEUU, Donald Trump (izq), y Terry Gou, presidente del proveedor de electrónica Foxconn, en la Casa Blanca, el 26 de julio de 2017

(afp_tickers)

El presidente Donald Trump anunció el miércoles una inversión de 10.000 millones de dólares de Foxconn, proveedor de Apple, para construir una planta en el estado de Wisconsin.

Donald Trump, empresario convertido en presidente, hizo el anuncio junto al CEO de Foxconn, Terry Gou. El mandatario quiere mostrar cómo su consigna "Estados Unidos primero", que popularizó durante la campaña electoral, está tomando cuerpo.

Según un alto funcionario de la Casa Blanca, la construcción de la planta -que fabricará paneles LCD- creará al menos 3.000 empleos en ese estado del centro-oeste.

Scott Walker, gobernador de Wisconsin, prometió por su lado la creación de 13.000 empleos en lo que calificó como "el mayor plan de desarrollo económico de la historia" del estado.

"Para hacer esta inversión, Gou tuvo confianza en el futuro de la economía estadounidense. En otros términos, si yo no hubiera sido elegido, él no hubiera gastado 10.000 millones de dólares", dijo Trump a la prensa.

La Casa Blanca subrayó el papel jugado personalmente en esta inversión por el magnate republicano, autor en los años 1980 del best-seller "El arte de la negociación" y que se vanagloria de su capacidad para concluir negocios.

"Lo que les llevó a hacer esta inversión son las políticas de la administración de Trump, las políticas de desregulación", dijo un funcionario de la presidencia.

"Como la negociación con Foxconn avanzaba, implicamos al presidente, que se reunió personalmente con el CEO para hablar de la voluntad de la administración de volver a radicar en Estados Unidos una producción manufacturera calificada, incluso muy calificada", agregó.

"Señor presidente, lo he visto tres veces, y en cada ocasión usted puso el acento en el hecho de producir en Estados Unidos y de brindar trabajo calificado a los obreros estadounidenses", dijo a su vez Terry Gou durante el anuncio.

La planta de la mega empresa tecnológica basada en Taiwán será levantada en la circunscripción electoral del congresista republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, un aliado a menudo reticente pero al cual Trump necesita para lograr que su programa de reformas sea aprobado por el Congreso

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP