Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense Donald Trump en la Sala Diplomática de la Casa Blanca, en Washington DC, el 14 de agosto de 2017

(afp_tickers)

Dos días después de los disturbios en un acto de supremacistas blancos en Estados Unidos, el presidente Donald Trump condenó finalmente el lunes de manera enérgica el racismo, tildando de "repugnantes" a los grupos neonazis y al Ku Klux Klan (KKK).

"El racismo es el mal", dijo el mandatario desde la Casa Blanca. "Y los que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el KKK, los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes a todo lo que queremos como estadounidenses", añadió.

Una mujer de 32 años murió y otras 19 personas resultaron heridas al ser embestidas por un vehículo el sábado en Charlottesville (Virginia, este), en medio de enfrentamientos de supremacistas blancos, entre los que había miembros del KKK, con manifestantes antirracistas.

Trump, criticado por demócratas y republicanos de indulgencia hacia la extrema derecha por su tibia respuesta inmediata, prometió "justicia" y analizar el tema con el fiscal general, Jeff Sessions, y el director del FBI, Christopher Wray.

"A cualquiera que haya actuado criminalmente en la violencia racista de este fin de semana, se lo hará plenamente responsable. Se hará justicia", afirmó.

Trump no condenó inicialmente de forma abierta a los militantes de extrema derecha en Charlottesville, algunos de los cuales llevaban gorros o camisetas con la imagen del magnate.

El mandatario, que durante la campaña electoral recibió el apoyo de prominentes supremacistas blancos, se limitó a culpar a "ambas partes", en una declaración el sábado desde su club de golf en Nueva Jersey, donde se encontraba de vacaciones.

El Departamento de Justicia inició una investigación por el incidente, en el que murió Heather Heyer. El conductor del vehículo, James Fields, de 20 años, sigue arrestado luego de que un juez le negara la libertad bajo fianza y enfrenta cargos de asesinato en segundo grado.

- Simpatizante de Hitler -

El joven residente de Ohio (norte) tiene ideas "muy radicales" y simpatiza con Adolf Hitler, dijo a medios locales Derek Weimer, profesor de Fields en secundaria.

Este ataque "entra en la definición de terrorismo interno en nuestro estatuto", afirmó el fiscal general Sessions en la cadena ABC, quien garantizó que el gobierno presentará los cargos más graves posibles.

En Charlottesville, las autoridades seguían recibiendo reportes de agresiones y otros crímenes presuntamente cometidos durante el fin de semana, señaló en rueda de prensa el jefe de policía local, Al Thomas.

Dos policías que participaban en el operativo de seguridad en Charlottesville el sábado también murieron por el accidente que sufrió el helicóptero que los transportaba.

Diez de los heridos seguían hospitalizados, aunque no se teme por su vida, informó el sistema de salud de la Universidad de Virginia.

- Obama viral -

En todo el país se organizaron vigilias en solidaridad con Charlottesville, y la oposición demócrata llamó a pronunciarse contra toda forma de racismo. Un tuit de tolerancia de Barack Obama se convirtió en el tercero más popular en la historia de la red social, con más de dos millones de "me gusta", según el sitio Favstar.

"Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen o su religión", señaló el expresidente, citando al fallecido líder sudafricano Nelson Mandela.

La controversia en torno a Trump motivó el lunes la renuncia de un destacado ejecutivo afrodescendiente de su puesto como asesor económico del presidente.

"Los líderes de Estados Unidos deben honrar nuestros valores fundamentales al rechazar claramente las expresiones de odio, intolerancia y supremacía, que van en contra del ideal estadounidense de que todas las personas son creadas iguales", dijo Kenneth Frazier, CEO del gigante farmacéutico estadounidense Merck, al anunciar su dimisión.

"Como CEO de Merck y como una cuestión de conciencia personal, siento la responsabilidad de tomar posición contra la intolerancia y el extremismo", escribió Frazier en Twitter, recordando que la "fuerza" de Estados Unidos radica en su "diversidad".

Trump no tardó en responder. Frazier "va a tener más tiempo para dedicarse a reducir el precio totalmente abusivo de los medicamentos", tuiteó.

- Primera visita de presidente Trump a su casa en NY -

Centenares de manifestantes marcharon el lunes por Nueva York --un feudo demócrata-- frente a la Trump Tower, para denunciar la primera visita de Trump desde su investidura a su tríplex en Manhattan.

En medio de un tráfico caótico por el cierre de varias calles y con decenas de policías en alerta, los manifestantes cantaron: "¡Trump el racista debe irse!"; "¡No a Trump, no al KKK, no a un Estados Unidos fascista!".

Al menos una manifestante fue derribada por la policía justo enfrente de la Trump Tower, y arrestada, constató una periodista de la AFP.

"Estoy aterrorizada del país en el cual nos hemos convertido, del hecho de que los supremacistas blancos, los nazis, los antisemitas se sienten legitimados por nuestro presidente", dijo a la AFP Lynn Gray, una exbanquera neoyorquina de 68 años que fundó su propia compañía.

El mandatario tiene previsto permanecer en Manhattan hasta el miércoles. Luego irá a su club de golf en Nueva Jersey, donde terminará sus vacaciones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP