Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unas columnas de humo, vistas durante una operación contra el grupo yihadista Estado Islámico cerca de la base militar de Kweyris, en la provincia siria de Alepo, el 23 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El presidente estadounidense Donald Trump firmó este sábado una orden ejecutiva que otorga 30 días a los responsables militares para que le presenten un plan "para vencer" al grupo Estado Islámico (EI).

Este plan fue una de sus promesas de su campaña, en la que se burló y criticó la lentitud de su predecesor Barack Obama en la lucha contra los yihadistas.

El texto, que insta a tener una "estrategia integral y planificada para vencer a ISIS", parece significar la movilización de más fuerzas y equipo militar estadounidense en Irak y Siria.

El jefe del Pentágono, James Mattis, también tiene la tarea de recomendar cambios a las reglas y políticas de restricción para eliminar aquellas que "exceden las exigencias de la ley internacional, en cuanto al uso de la fuerza contra ISIS" y que también procuran cortar el apoyo financiero del grupo.

Trump y su homólogo ruso Vladimir Putin acordaron en una llamada telefónica este sábado "una real coordinación contra el EI en Siria", según el Kremlim.

Aunque muchos militares estadounidenses observan con desconfianza el papel de Rusia en Siria, pues consideran que su cometido es apoyar al régimen de Bashar al Asad.

"Tenemos que deshacernos de ISIS. No tenemos opción", dijo Trump a Fox News en una entrevista televisiva el jueves, utilizando el acrónimo del grupo yihadista.

"Esto es el mal. Esto es un nivel de maldad que nosotros no tenemos", indicó.

El viernes, Trump se reunió con los mandos militares en el Pentágono para ver la forma de acelerar la lucha contra el EI, según un responsable militar que no dio más detalles.

Barack Obama quería evitar a toda costa la implicación de las tropas estadounidenses en los combates en el terreno y les había asignado esencialmente un rol de asesoramiento.

Por el momento, Estados Unidos ha desplegado algo más de 5.000 efectivos en Irak y unos 500 soldados de las fuerzas especiales en Siria en apoyo a los grupos democráticos sirios.

Los aviones de la coalición internacional encabezada por Washington bombardean diariamente a los yihadistas desde el verano boreal de 2014.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP