Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, habla junto al secretario de Estado Rex Tillerson durante el almuerzo con miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el comedor estatal de la Casa Blanca el 29 de enero de 2018

(afp_tickers)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descartó el lunes mantener conversaciones con el movimiento talibán en el corto plazo, en medio de una ola de sangrientos ataques en la capital afgana, Kabul.

"No creo que estemos preparados para hablar en este momento", dijo Trump, poniendo en duda la estrategia de Washington de intentar llevar a una mesa de negociaciones a este grupo fundamentalista islámico de Afganistán.

"No queremos hablar con los talibanes", dijo Trump en una reunión con los embajadores de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Están matando gente a troche y moche, personas inocentes", aseguró.

Y agregó: "Puede que llegue el momento, pero llevará mucho tiempo", agregó.

Los talibanes y el grupo yihadista Estado Islámico (EI) reforzaron sus ofensivas estos últimos días en Afganistán, dejando cientos de muertos y heridos en una escalada que sumió a los afganos en la indignación y consternación.

Este lunes al menos 11 soldados murieron en un ataque contra la academia militar afgana en Kabul, reivindicado por el EI.

El sábado pasado, un atacante suicida talibán hizo explotar una ambulancia llena de explosivos en una zona atestada de la capital, matando al menos a 103 personas, principalmente civiles, e hiriendo a 235 en uno de los peores bombardeos de la ciudad en los últimos años.

El 20 de enero un comando de los talibanes protagonizó un asalto al Hotel Intercontinental de Kabul, provocando la muerte de al menos 25 personas, la mayoría de ellos extranjeros.

Trump concluyó en agosto una revisión de la estrategia de Estados Unidos sobre la guerra en Afganistán, que ahora entra en su 17° año.

En esencia, el plan preveía un aumento en el ritmo y la intensidad de los ataques contra los talibanes, con la esperanza de convencer a algunas facciones de ese grupo de iniciar conversaciones con el gobierno en Kabul.

La avalancha de atentados de este mes y los comentarios de Trump indican que esa salida puede estar más lejos de lo que a la Casa Blanca le gustaría.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP