Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Trump irá al Foro de Davos a presentar su programa para EEUU

Donald Trump escucha la intervención de un congresista durante una reunión sobre inmigración con parlamentarios de ambos partidos, este martes 9 de enero en la Casa Blanca, en Washington

(afp_tickers)

Donald Trump tiene previsto asistir al Foro Económico Mundial de Davos que se celebrará a finales de enero, informó este martes la Casa Blanca, convirtiéndose así en el primer presidente estadounidense que asiste a este evento en 20 años.

El mandatario, quien realizó su campaña electoral sobre una plataforma nacionalista bajo el eslógan "Estados Unidos primero", participará en este cita anual de la globalización en Suiza, donde ofrecerá algunos puntos de vista propios.

"El presidente acoge favorablemente la oportunidad de presentar su programa 'Estados Unidos primero' ante los dirigentes del mundo entero", dijo Sarah Sanders, portavoz del Ejecutivo.

"El presidente está impaciente por promover sus políticas para reforzar las empresas estadounidenses, las industrias estadounidenses y los trabajadores estadounidenses en el Foro Económico Mundial de este año", señaló.

El foro se celebrará del 22 al 26 de enero, pero la Casa Blanca no anunció todavía cuándo asistirá Trump. El tema del evento es "Crear un futuro compartido en un mundo fracturado".

El último presidente de Estados Unidos que viajó a Davos fue el demócrata Bill Clinton, en el año 2000, mientras que sus sucesores prefirieron evitar viajar a la célebre estación de esquí por temor a parecer alejados de su realidad.

Trump, un magnate inmobiliario convertido en presidente, rara vez ha rehuido a los ricos y famosos, pero podría tener un incentivo adicional para asistir.

El año pasado, el foro estuvo dominado por la aparición del mandatario chino, Xi Jinping, quien tomó la bandera de defensor del libre comercio y la globalización frente a la retórica proteccionista del presidente republicano.

"Nadie saldrá ganador en una guerra comercial", advirtió Xi, lo que alimentó la sensación de que China crecía rápidamente y ocupaba un espacio abandonado por Estados Unidos.

El gigante asiático ha financiado proyectos de infraestructura desde Sri Lanka a Zambia, a menudo ganando influencia política en el proceso.

El año pasado, el gobierno de Trump estuvo representado en Davos por el emisario informal Anthony Scaramucci, quien desafió a Pekín para que hiciera coincidir las palabras y los hechos.

También algunas empresas señalaron rápidamente la brecha entre la retórica de Xi y la realidad de hacer negocios en China, a menudo un asunto tortuoso.

Pero no está claro cómo encajará el discurso de Trump de "Estados Unidos primero" entre los discípulos de un orden basado en reglas globales. Desde que asumió el cargo en enero de 2017, el mandatario ha desmantelado o tratado de renegociar una serie de pactos comerciales que apuntalan el comercio global.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes