AFP internacional

Donald Trump en una reunión en Israel, el 22 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El presidente Donald Trump pidió en marzo a dos altos funcionarios de la inteligencia estadounidense que lo ayudaran a contrarrestar la investigación del FBI sobre los supuestos lazos de su equipo de campaña con Rusia, informó este lunes el Washington Post.

El diario afirma que el mandatario pidió a Mike Rogers, director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), y a Dan Coats, director de inteligencia, negar públicamente que existieran pruebas de una conexión entre su equipo y Moscú durante la campaña electoral del año pasado.

Citando a altos funcionarios de la inteligencia estadounidense actuales y del pasado, el Washington Post precisa que ninguno de los dos hombres respondió a los pedidos de Trump.

El director del FBI de esa época, James Comey, despedido hace dos semanas de manera intempestiva por Trump, sostuvo que sus servicios se interesaron por la injerencia rusa en las elecciones e investigaron hechos que se remontan a junio de 2016.

La semana pasada varios medios estadounidenses señalaron que Trump había pedido a Comey durante reuniones y vía telefónica que abandonara la investigación, afirmaciones que han sido desmentidas de manera rotunda por la Casa Blanca.

Pero esas solicitudes habrían sido consignadas por Comey en informes escritos sobre las reuniones que había mantenido con el presidente.

Desde febrero, el magnate republicano había solicitado a numerosos legisladores y funcionarios de inteligencia que contactaran a periodistas para decirles que no existían pruebas sobre los vínculos entre Rusia y su campaña electoral.

AFP

 AFP internacional