Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato presidencial estadounidense del Partido Republicano, Donald Trump, en un mitin en Kissimmee, Florida (EEUU), el 10 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Donald Trump volvió a modificar este miércoles su equipo de campaña para hacerle frente a su rival Hillary Clinton, quien se abre cada vez más camino como favorita en las presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

El candidato presidencial republicano contrató a Stephen Bannon, exbanquero de Goldman Sachs y presidente ejecutivo del sitio ultraconservador Breitbart News, como jefe ejecutivo de la campaña, según un comunicado, mientras que una de las principales asesoras de Trump, Kellyanne Conway, encuestadora republicana de larga data, será la directora del equipo.

"Conozco a Steve y a Kellyanne desde hace muchos años. Son extremadamente capaces, son gente altamente calificada que ama ganar y sabe cómo ganar", afirmó Trump en una nota.

El magnate de 70 años también anunció que esta semana su campaña lanzará publicidad en TV por primera vez, una estrategia que había previamente obviado para sorpresa de observadores, en momentos en que su carrera hacia la Casa Blanca enfrenta dificultades.

"Creo que estamos integrando a algunos de los mejores talentos en política, con la experiencia y el conocimiento necesario para derrotar a Hillary Clinton en noviembre y continuar compartiendo mi mensaje y visión para hacer a Estados Unidos grande otra vez", dijo Trump.

Para sus críticos, la asociación con Bannon, uno de los agitadores más influyentes del campo conservador parece ser señal de que Trump, lejos de querer tender la mano a los electores moderados, pretende volver a lo que le permitió ascender en las primarias republicanas: grandes mitines ruidosos y declaraciones eufóricas y polémicas, a fin de captar la atención mediática, cueste lo que cueste.

"No hay un nuevo Donald Trump. Esto es", dijo Clinton en un mitin en Ohio (norte). "Es el mismo hombre que insulta a familias de soldados muertos en combate, degrada a las mujeres, se burla de personas con discapacidades y piensa que sabe más sobre el Estado Islámico que nuestros generales", añadió.

La movida ocurre en momentos en que el presidente de la campaña Paul Manafort es criticado tras ser nombrado en un escándalo de corrupción en Ucrania, y mientras Trump se hunde en los sondeos.

Según un sondeo de NBC News/Survey Monkey conocido el martes, Clinton lleva una ventaja de seis puntos a Trump, 43% contra 37%, con dos candidatos de partidos menores totalizando un 15%.

- Primera reunión de inteligencia -

Trump participó este miércoles en la primera reunión sobre información confidencial con las agencias estadounidenses de inteligencia, un privilegio reservado a los dos candidatos presidenciales.

Estas sesiones, a las que Clinton puede también asistir de manera separada, buscan preparar a los candidatos con informaciones sobre el estado de las amenazas mundiales contra Estados Unidos.

A menos de 90 días de la elección, la campaña de Trump nada en un mar de controversias.

No mucho después de criticar a la familia de un soldado de origen musulmán caído en Irak, fue acusado la semana pasada de incitar a la violencia contra Clinton en unas declaraciones sobre el derecho de portar armas.

Mientras, un listado de republicanos prominentes han anunciado que no votarán por el millonario y los periódicos publican historias de una campaña en crisis y asesores desconcertados por un candidato aparentemente incapaz de contenerse de lanzar comentarios de mal gusto.

La confianza en Trump se erosiona también entre los inversores, según un sondeo de Bloomberg Politics/Morning Consul. En julio un 42% de los votantes que tienen activos en bolsa, incluyendo cuentas personales de retiro, consideró que sus valores serían más rentables si el republicano conquista la presidencia, contra 50% en junio.

Pero el empresario neoyorquino, que venció a 16 republicanos en las primarias, insiste en mantener su estilo.

"Yo no quiero pivotar", le dijo a la televisora de Wisconsin WKBT-TV. "Uno tiene que ser uno. Si empiezas a pivotar, no eres honesto con la gente", añadió.

- Segunda renovación -

Es la segunda renovación al tope de la campaña de Trump desde el 20 de junio, cuando despidió a su entonces director de campaña, Corey Lewandowski, a quien se atribuía el éxito inicial del magnate en las primarias y quien atrajo una polémica tras presuntamente haber sacudido el brazo de una periodista de Breitbart.

Bannon, a quien el sitio Bloomberg describió en un perfil en 2015 como "el operador político más peligroso de Estados Unidos", supervisará operaciones y la estrategia.

Conway, que se centrará en la "comunicación", viajando regularmente con Trump, negó que los cambios en el equipo constituyan una reestructuración.

"Es una expansión para un período muy intenso hacia el final de la campaña", dijo al diario The New York Times.

"Nos reunimos como el 'núcleo de cuatro' hoy", dijo al cotidiano, refiriéndose a ella, Bannon, Manafort y al asesor de Manafort, Rick Gates.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP