Dispuesto a todo para defender la construcción de un muro en la frontera con México, Donald Trump usó este viernes por primera vez el veto presidencial, para desbloquear una resolución del Congreso y acceder a los fondos para cumplir con su promesa de campaña.

"El Congreso tiene la libertad de pasar esta resolución y yo tengo el deber de vetarla", declaró Trump desde el Despacho Oval, después de que el Senado, donde su propio partido es mayoría, votara en su contra.

Trump se declaró "orgulloso" del veto, que exhibió tras firmarlo.

"Las masivas incursiones de inmigrantes ilegales (...) tienen que terminar", dijo. "La gente odia la palabra invasión, pero eso es lo que es", continuó el presidente para justificar su acción.

El Congreso todavía puede votar para invalidar el veto, pero para ello necesita una mayoría de dos tercios en ambas cámaras.

La decisión del Senado de rechazar el uso que hizo del procedimiento de declaración de emergencia nacional para conseguir los fondos para construir el muro marcó un duro revés para Trump, ya que la resolución avanzó porque 12 republicanos desertaron y votaron alineados con los demócratas.

En el Senado los republicanos tienen una mayoría de 53 a 47 pero en los últimos días este bloque se ha agrietado y el miércoles la cámara alta votó por 54 votos a favor y 46 en contra un texto a favor de acabar el apoyo que da el gobierno estadounidense a las operaciones lideradas por Arabia Saudita en Yemen.

Trump intentó presionar a los republicanos -tuits de por medio- ante la perspectiva de una desbandada de su propio partido.

La lucha por el financiamiento por el muro se ha extendido durante meses y en un primer intento por obtener los fondos, Trump mantuvo al gobierno en parálisis presupuestaria durante más de un mes, marcando la mayor crisis de financiamiento de la historia de Estados Unidos.

Los opositores acusan a Trump de abuso de autoridad y de exagerar el problema de la frontera por lo que probablemente la batalla por la declaración de emergencia nacional seguirá en los tribunales.

- "Seguir desafiando" -

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes prometió una votación el 26 de marzo para derogar el veto.

"La Cámara y el Senado rechazaron rotundamente esta atribución del poder ilegal por parte del presidente y sin embargo, él eligió seguir desafiando la Constitución, al Congreso y a la voluntad del pueblo estadounidense", dijo Pelosi en un comunicado, en el que llamó a los republicanos a elegir entre la hipocresía partidista y su juramento hacia la Constitución.

Para asegurar que los fondos para el "magnífico muro" que prometió en cada uno de sus mitines al son de la consigna "Make America Great Again" (Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo) fueran desbloqueados, Trump defendió en vano la constitucionalidad de su decisión de recurrir a esta medida de excepción.

El debate no es teórico ya que muchos estiman que en este caso traspasó los poderes del Congreso y por ello algunos republicanos votaron con la oposición.

El excandidato republicano a la presidencia de 2012 Mitt Romney explicó su voto en contra afirmando que lo hacía "a favor de la Constitución".

La estrategia de Trump enfrenta también una dura batalla judicial ya que 16 estados presentaron una demanda el 18 de febrero ante un tribunal federal en California.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes