AFP internacional

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su hijo Barron y la primera dama Melania Trump, salen del avión presidencial Air Force One en la base aérea Andrews en Maryland, cerca de Washington, el 16 de abril de 2017

(afp_tickers)

El presidente estadounidense Donald Trump regresó a Washington el domingo, tras asistir a una misa de Pascua cerca de su residencia Mar-a-Lago en Florida, al cierre de unas breves vacaciones de Semana Santa.

El mandatario y un séquito de asesores y familiares, incluida la primera dama Melania Trump y su hijo menor Barron, de 11 años, llegaron a la Base Aérea Andrews, cerca de Washington, hacia las 06h26 locales (2226 GMT).

La caravana de vehículos llegó a la Casa Blanca algunos minutos después.

El domingo más temprano, la familia presidencial asistió a una misa de Pascua en la Iglesia Episcopal de Bethesda-by-the-Sea en Florida.

Trump se sentó cerca del altar con su esposa y los padres de ella, junto con sus hijos Tiffany y Barron, mientras un coro cantaba himnos y el rector del templo y otros clérigos dirigían el servicio y citaban el Evangelio.

Después, Trump regresó a Mar-a-Lago, donde, de acuerdo a un asesor de la Casa Blanca, se juntó con sus hijos Donald hijo y Eric para almorzar y para una celebración de Pascua, incluida la búsqueda de huevos de chocolate para los niños.

Más temprano Trump envió un mensaje de saludos por Twitter: "¡Feliz Pascua a todos!"

Las vacaciones de Semana Santa incluyeron algunas horas en su Trump International Golf Club el viernes y sábado, su 17ª y 18ª visitas a un campo de golf desde que asumió como presidente el 20 de enero, de acuerdo a NBC News.

Antes de ser elegido, Trump criticó reiteradamente a su predecesor Barack Obama por jugar golf en fines de semana.

AFP

 AFP internacional