Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un niño mira desde la ventanilla de un autobús al volver al campamento improvisado donde vive cerca de la frontera greco-macedonia, cerca de Idomeni, el 15 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, denunció este martes la actitud "criminal" de los organizadores de un intento de entrada a la fuerza en Macedonia y pidió a los migrantes que abandonen esta ruta hacia el norte de Europa.

"Ayer vivimos una situación inaceptable" en el campo griego de Idomeni, en la frontera con Macedonia, donde hay una 12.000 personas, cuando varios desconocidos, "haciéndose pasar por voluntarios", alentaron a los refugiados y migrantes a entrar a la fuerza en Macedonia "arriesgando su vida". "Esta actitud criminal tiene que acabarse", afirmó Tspiras, y explicó que descarta que se vuelva a abrir la llamada ruta de los Balcanes por la que los migrantes que están en Grecia intentan seguir avanzando hacia el norte de Europa.

- Amenaza de Chipre -

El presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, dijo este martes que su país podría no aprobar el proyecto de acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre los migrantes si el Gobierno turco no hace concesiones sobre el estatuto de esta isla.

"La República de Chipre no tiene la intención de aprobar la apertura de nuevos capítulos" en las negociaciones de adhesión de Turquía en la UE si "Turquía no respeta sus obligaciones", dijo el presidente chipriota-griego tras una reunión con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Chipre es uno de los países de la UE más reticentes al proyecto de acuerdo aprobado en la cumbre del 7 de marzo a causa de su conflicto histórico con Ankara. Desde 1974, cuando la parte norte fue invadida por Turquía, esta isla del Mediterráneo está dividida.

Este jueves y viernes se celebra otra cumbre en Bruselas en la que europeos y turcos intentarán cerrar el acuerdo para que Turquía retome a todos los migrantes que llegan a la UE desde sus costas, incluidos los demandantes de asilo. A cambio, se ofrece a Turquía la "perspectiva de abrir nuevos capítulos lo más rápido posible" en las negociaciones de su adhesión a la UE.

- Cooperación y no chantaje -

Por su parte, Francia defenderá en la cumbre una "cooperación eficaz" con Ankara sobre el recibimiento de los refugiados, pero "no puede haber el menor chantaje" de Turquía, afirmó este martes el primer ministro, Manuel Valls. Además, esa cooperación no debe "acarrear ningún compromiso suplementario para Francia", dijo el primer ministro socialista ante los diputados franceses.

Valls agregó que Francia cumplirá la "promesa" de recibir 30.000 refugiados, "ni más, ni menos", en el marco del programa europeo.

Además, el presidente checo Milos Zeman acusó a Turquía de "chantaje" a la UE por las considerables ayudas financieras que pide Ankara para frenar el flujo de migrantes.

"La propuesta inicial de la UE a Turquía era de 3.000 millones de euros, ahora Turquía exige 6.000 millones y se habla incluso de 20.000 millones. La gente maleducada como yo llamamos a eso chantaje" dijo Zeman, en conferencia de prensa junto a su homólogo polaco, Andrzej Duda.

"Duda es sin duda más educado que yo" añadió el jefe de Estado, conocido por sus declaraciones intempestivas. En efecto, el presidente polaco, en visita oficial a Praga, se limitó a declarar que la UE debe "ayudar a los países en cuyo territorio hay campos de refugiados. Europa debería suministrar una ayuda adecuada, actuar en función de las necesidades objetivas".

- Reforma de asilo a la espera -

Para esperar al resultado de la crucial cumbre, la Comisión Europea decidió posponer para después una reforma del sistema de asilo comunitario, anunció este martes una portavoz.

El sistema de asilo en la Unión Europea se rige por el 'reglamento Dublín', que establece que el primer país de la UE al que llega un solicitante de asilo es el que debe encargarse de tratar su solicitud. Desde hace años varios Estados miembros de la UE piden una revisión mayor del reglamento y el registro de 1,25 millones de solicitudes de asilo en 2015 hace que su revisión sea aún más urgente.

Italia, sumergida por la llegada masiva de solicitantes de asilo que colapsan sus sistemas de acogida y tratamiento de solicitudes, espera que un nuevo mecanismo perenne siente las bases de una mayor solidaridad entre los miembros de la UE.

El 'reglamento Dublín aunque siga vigente, no se aplica en su totalidad desde hace años, como quedó en evidencia en 2015 cuando Alemania decidió abrir sus puertas a los migrantes que llegaban a Grecia.

Otra de las disposiciones suspendidas es el reenvío de un solicitante de asilo al primer país de la UE al que ingresó, desde 2011 con Grecia después de que la justicia europea considerara que las condiciones para acoger a los solicitantes de asilo no eran satisfactorias. La canciller alemana, Angela Merkel, tachó como "obsoleto" este reglamento.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP