Turquía está decidida a "limpiar" el norte de Siria de "terroristas" que amenazan su seguridad, declaró este lunes su ministro de Relaciones Exteriores, tras el anuncio de Estados Unidos de que no se opondría a una operación de Ankara contra una milicia kurda.

"Desde el inicio de la guerra en Siria, hemos apoyado la integridad territorial de Siria y seguiremos haciéndolo. Estamos decididos a proteger nuestra seguridad limpiando esta región de terroristas", declaró Mevlüt Cavusoglu.

Estas afirmaciones tienen lugar tras el anuncio de la Casa Blanca de que las tropas estadounidenses desplegadas en Siria iban a retirarse de algunas zonas para dejar la vía libre a una operación turca contra la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG).

Las YPG son la punta de lanza en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) con el apoyo de Estados Unidos y otros países occidentales.

Pero Turquía considera a la YPG como un grupo "terrorista", a raíz de sus vínculos con el Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización kurda que libra una sangrienta guerrilla en territorio turco desde 1984.

Ankara amenaza desde hace meses con lanzar una operación de envergadura contra las posiciones de las YPG situadas en el este del Éufrates, para crear una "zona de seguridad", separando las fuerzas kurdas y la frontera turca.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes