Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (C), camina frente a la guardia de honor en el complejo presidencial, el 7 de abril de 2016 en Ankara

(afp_tickers)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió el jueves que Turquía "no aplicará el acuerdo" migratorio firmado con la Unión Europea si ésta "no respeta sus compromisos".

"Hay condiciones precisas. Si la Unión Europea no da los pasos necesarios, no respeta sus compromisos, Turquía no aplicará el acuerdo", declaró el jefe de Estado turco en un discurso en Ankara.

El acuerdo, firmado el 18 de marzo, prevé la expulsión a Turquía de todos los inmigrantes que entren ilegalmente en Grecia desde el 20 de marzo, una ayuda financiera de 6.000 millones de euros a Ankara, el levantamiento en junio de los visados impuestos por la UE a los ciudadanos turcos y la aceleración de las discusiones de adhesión de Turquía a la UE.

"Todo se hará en función de lo que se prometió, de lo que el texto indica", insistió el mandatario turco.

"Hubo promesas, pero de momento no se concreta nada", añadió Erdogan, haciendo ver que "tres millones de personas están siendo alimentadas con nuestro presupuesto".

Turquía, vecina de Siria, acoge a unos 2,7 millones de refugiados que huyen de la guerra, de los cuales 250.000 viven en campos. Erdogan dice que su país ha gastado ya unos 10.000 millones de dólares para mantenerlos.

"Nos han dado mucho las gracias por nuestra acción a favor de los refugiados y contra los terroristas (...) Pero no estamos haciendo esto para que nos den las gracias", agregó Erdogan.

- Huelga de hambre -

El acuerdo se aplica oficialmente desde el lunes, día en el que un primer grupo de 202 personas fue expulsado de Grecia a Turquía. Pero desde entonces, el proceso se ha estancado ya que Grecia hace frente a una explosión de los pedidos de asilo que las autoridades deben tratar antes de cualquier expulsión.

Así, las autoridades griegas, que se quejan de una escasez de abogados e intérpretes, anunciaron el miércoles que la gestión de todos estos pedidos los obligará a tomar una "pausa" de 15 días antes de reanudar la operación de expulsión.

Sin embargo, se preparaban a expulsar el viernes a 50 migrantes a Turquía, salvo que se haga un pedido de asilo de último minuto, según fuentes policiales y del gobierno.

En un centro de registro de Moria, en la isla griega de Lesbos, en donde están recluidos al menos 3.000 migrantes, un grupo de 70 paquistaníes empezó el jueves una huelga de hambre para protestar contra su posible expulsión a Turquía.

El gobierno griego comenzó a transferir del campo de Moria al campo abierto de Kara Tepe, en la isla de Lesbos, a familias con niños y personas vulnerables, una operación "para aliviar Moria", dijo una fuente gubernamental.

El papa Francisco efectuará una visita relámpago el 16 de abril a la isla griega de Lesbos para dar su apoyo a los migrantes provenientes de Asia y África y manifestar su solidaridad a los refugiados sirios que están siendo expulsados de Europa.

El pontífice argentino fue invitado por por Bartolomé I, el patriarca de Constantinopla y líder espiritual de los ortodoxos, así como por el presidente griego, Prokopis Pavlopoulos.

Los ministros de Exteriores y de Asuntos Europeos de seis Estados miembros de la UE viajarán el viernes y el sábado a Grecia y Turquía, para hacer balance de las decisiones tomadas para responder a la crisis migratoria.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP