Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara este 27 de enero de 2017. Turquía se plantea si cancelar el acuerdo sobre los migrantes con la UE y Grecia tras el rechazo de la justicia de este país a extraditar a ocho militares turcos

(afp_tickers)

Tuquía amenazó este viernes con anular un acuerdo de readmisión de migrantes firmado con Grecia y la UE tras el rechazo de Atenas de extraditar a ocho militares turcos, acusados de participar en el fallido golpe de Estado del 15 de julio.

"Tomaremos las medidas necesarias, incluso la anulación de este acuerdo de readmisión" de migrantes, advirtió este viernes el ministro de Exteriores, Mevlüt Cavusoglu, en una entrevista con la cadena pública TRT.

Ankara y Bruselas firmaron un acuerdo sobre los migrantes en marzo, que permite la expulsión a Turquía de todo migrante que llegue ilegalmente a la UE desde sus costas. Turquía alberga a más de tres millones de refugiados, en su mayoría sirios.

Un acuerdo bilateral previo, en particular sobre la expulsión de migrantes clandestinos, había sido firmado entre Ankara y Atenas.

El jueves, la Corte Suprema griega rechazó el pedido de extradición hacia Turquía de ocho oficiales turcos, sospechosos según Ankara de haber participado en el intento de golpe del 15 de julio.

Las autoridades turcas reaccionaron inmediatamente emitiendo un nuevo mandato de arresto para los ocho militares y cursando un nuevo pedido de extradición este viernes.

En un comunicado, el ministerio de Exteriores turco denunció el jueves la decisión "motivada por consideraciones políticas" e indicó que procedería a una "evaluación exhaustiva" del impacto de este rechazo en sus relaciones ya delicadas con Atenas.

"Lo queramos o no, esto afectará nuestras relaciones y debemos evaluar las medidas a tomar", afirmó Cavusoglu. "No podemos mirar positivamente un país que protege terroristas, traidores, golpistas. Grecia debe saberlo".

- Riesgo de "torturas" -

"Grecia es un Estado de derecho" en el que la "justicia griega independiente tiene competencia exclusiva" en asuntos relacionados con extradiciones, reaccionó el servicio de prensa del primer ministro griego, Alexis Tsipras, en un comunicado.

Tsipras fue uno de los dirigentes internacionales que se posicionaron contra el golpe de Estado fallido del 15 de julio. Atenas ha dado muestras de preocupación por el endurecimiento del régimen turco, incluyendo las disputas tradicionales bilaterales por la soberanía en el mar Egeo.

Los militares turcos, cuatro capitanes, dos comandantes y dos sargentos, se encuentran en detención provisional desde su aterrizaje en helicóptero en el noreste de Grecia, el 16 de julio.

"Independientemente de su (presunta) culpabilidad, su extradición no fue autorizada puesto que sus derechos están en peligro" en Turquía, según el tribunal, cuyo presidente destacó el riesgo de "torturas" a las que podrían ser sometidos.

Los ocho militares turcos han desmentido en varias ocasiones cualquier implicación en la intentona y han asegurado que decidieron huir por miedo a represalias contra miembros de las fuerzas armadas una vez que el Gobierno retomara el control de la situación.

El Tribunal Supremo ordenó el jueves su liberación en lo que concierne a la extradición, pero siguen detenidos provisionalmente "por razones de seguridad nacional", según la agencia griega ANA, por su llegada irregular al país.

Atenas cuenta con Ankara para contener el flujo migratorio, mientras que 15.000 migrantes están hacinados en la actualidad en los campamentos de las islas griegas del mar Egeo.

Natasha Bertaud, portavoz de la Comisión Europea, dijo este viernes que no tenía constancia de las declaraciones de Cavusoglu, pero aseguró que "de momento" el acuerdo sobre los refugiados seguía en vigor. "Confiamos en que siga siendo así", declaró en rueda de prensa.

Según la policía griega, Grecia envió a Turquía a 1.183 migrantes en los últimos 12 meses en el marco del acuerdo bilateral de readmisión, que data de 2002.

AFP