Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un tanque militar de Turquía regresa de la ciudad siria de Jarablos, el pasado 2 de septiembre en la ciudad fronteriza turca de Karkamis

(afp_tickers)

El Ejército turco bombardeó una decena de objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el este de Turquía, en un momento en que Ankara continúa sus operaciones en la vecina Siria.

Estos nuevos bombardeos se producen pocas horas después de la muerte de 22 soldados turcos y de un vigilante en enfrentamientos con el movimiento rebelde kurdo en la misma región, y mientras Turquía se encuentra inmersa en una ofensiva militar en el norte de Siria contra el grupo Estado Islámico (EI) y contra las milicias kurdas.

El sábado por la tarde, entre las 17h42 y las 18h07 GMT, según la agencia progubernamental Anatolia, que cita fuentes militares, los aviones turcos destruyeron cuatro posiciones del PKK cerca de Cukurca, en la provincia de Hakari (sudeste) cerca de la frontera iraquí.

Otras seis posiciones del PKK fueron bombardeadas en la región del monte Tendurek, entre las provincias de Agri y Van (este) entre las 21H08 y las 21H27 GMT, agregó la misma fuente.

En un comunicado, el ejército indicó que había "neutralizado" a 100 militantes del PKK en enfrentamientos con sus fuerzas el sábado, sin precisar cuántos había herido o matado.

El PKK, considerado como una organización terrorista por Turquía, EEUU y la Unión Europea, lleva a cabo regularmente ataques contra las fuerzas de seguridad turcas, que han dejado centenares de muertos desde que hace un año se suspendieron las conversaciones entre el grupo y el gobierno turco.

Según la agencia privada Dogan, la mayoría de los rebeldes kurdos se han retirado al norte de Irak, donde el grupo tiene sus bases de retaguardia. Desde el inicio del conflicto kurdo en Turquía en 1984, 40.000 personas han muertos y cientos de miles han debido huir.

- Llamamiento a la 'solidaridad' -

Turquía intensificó recientemente su lucha contra los combatientes kurdos con su ofensiva "Escudo del Éufrates", lanzada el 24 de agosto para expulsar del norte de Siria al EI y a las milicias kurdas ligadas al PYD (Partido de Unión Democrática), considerado por Ankara la rama siria del PKK.

El domingo, al margen de la cumbre del G20 en China, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan llamó a los países de la OTAN -de la que Turquía es miembro- a mantener una postura común sobre todas las organizaciones "terroristas".

"No hay buenos o malos terroristas. Todas las formas de terrorismo son malas y debemos estar unidos contra ellas", declaró tras reunirse con su homólogo estadounidense, Barack Obama.

Erdogan insistió en la necesidad de evitar a toda costa que se forme un "corredor del terror" en la frontera turco-siria, en referencia al deseo de las milicias kurdas de unir los cantones de Afrin y Kobane en el norte de Siria para formar una zona autónoma con continuidad geográfica.

"Para evitar ese corredor del terror, las fuerzas de la coalición deben ser solidarias con Turquía en esta lucha. Creo que saldremos victoriosos de ese combate", afirmó el presidente turco.

Tras haber abierto el sábado un nuevo frente en Siria al enviar tanques a la localidad de Al Rai para combatir al EI, el ejército turco bombardeó en la noche del sábado cuatro objetivos de los yihadistas, según un comunicado difundido por las agencias progubernamentales.

El domingo, los combates contra el grupo extremista continuaban en la zona, especialmente al sur de Al Rai, según la televisión turca NTV.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP