Turquía acordó con Estados Unidos desplegar en mayo baterías antimisiles estadounidenses en su frontera con Siria para hacer frente a los ataques cada vez más frecuentes del grupo yihadista Estado Islámico (EI), anunció su ministro de Relaciones Exteriores, citado por la prensa.

"Hemos alcanzado un acuerdo para desplegar del lado turco de la frontera [misiles antimisiles] HIMARS (High Mobility Artillery Rocket System)", afirmó Mevlüt Cavusoglu al periódico Habertürk.

Este año, unos cuarenta cohetes disparados desde zonas en Siria controladas por el EI causaron la muerte de al menos 17 civiles al caer sobre la localidad fronteriza turca de Kilis (sureste), según el Gobierno turco.

El domingo, una salva de cohetes causó dos muertos y 25 heridos en esta ciudad que acoge a numerosos refugiados sirios.

Las baterías HIMARS pueden desplegarse en distintos lugares gracias a su movilidad y son muy eficaces por tener un alcance de 90 kilómetros en comparación con los 40 de la artillería turca que bombardea las posiciones yihadistas después de cada ataque contra su territorio.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes