Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer muestra un clavel rojo frente a una barrera de agentes de policía que cortan el paso al lugar del atentado de Ankara, durante una concentración de recuero a las víctimas, el pasado 11 de octubre en la capital turca

(afp_tickers)

Medio centenar de ciudadanos extranjeros fueron detenidos este domingo por la mañana en Estambul, durante una operación contra los medios yihadistas del Estado Islámico (EI), grupo que las autoridades consideran sospechoso del reciente atentado de Ankara, informan medios turcos.

Según la cadena de información NTV, la operación se llevó a cabo en el distrito de Pendik, lejano barrio de la orilla asiática de la ciudad. NTV no precisó la nacionalidad de los detenidos.

Según la agencia de prensa Dogan, estos sospechosos se preparaban para viajar a Irak y Siria, y combatir en las filas del EI.

El primer ministro islamo-conservador Ahmet Davutoglu declaró que el EI era el principal sospechoso del doble atentado suicida del 10 de octubre, en una "marcha por la paz", que dejó 102 muertos. Se trata del peor atentado terrorista en la historia de Turquía.

Once detenidos en el marco de la investigación tras el atentado han sido presentados este domingo a un tribunal de la capital, que debe encausarlos o liberarlos.

Por otra parte, antes de las elecciones legislativas anticipadas del 1 de noviembre, una parte de la oposición le reprocha al gobierno y al presidente Recep Tayyip Erdogan haber descuidado la seguridad de la manifestación prokurda, incluso de haber alentado a los autores del atentado.

AFP