Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Recep Tayyip Erdogan da un discurso durante un acto en el palacio presidencial turco, el pasado 26 de noviembre en Ankara

(afp_tickers)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró este sábado que su país encontrará otros proveedores energéticos aparte de Rusia, debido a las tensiones entre los dos países desde que Ankara derribó un avión militar ruso en la frontera siria.

"Es posible encontrar otros abastecedores", declaró Erdogan en un discurso televisado, refiriéndose sobre todo a Azerbaiyán y Catar.

Rusia es el principal abastecedor de energía de Turquía, a la que suministra el 55% de sus necesidades de gas y el 30% de las de petróleo. Ankara importa el 90,5% de su petróleo y el 98,5% de su gas natural.

Turquía y Rusia atraviesan una crisis desde que el 24 de noviembre la aviación turca derribó un cazabombardero ruso en la frontera siria. Ankara afirma que el aparato había violado su espacio aéreo y Moscú lo desmiente.

Rusia ordenó sanciones económicas contra Turquía, con un embargo sobre las importaciones de frutas y verduras y restableció los visados para los ciudadanos turcos a partir del próximo 1 de enero.

Erdogan aseguró el sábado que por ahora no había "ninguna señal" de que estas represalias vayan a afectar al sector energético pero confirmó haber firmado esta semana con Catar un acuerdo para el suministro de gas licuado de petróleo.

Rusia también anunció esta semana la congelación del proyecto de gasoducto TurkStream, llamado a suministrar a Turquía y a largo plazo al sur de Europa.

El jefe del Estado turco calificó este anuncio de "mentira". "TurkStream es un proyecto que nosotros ya habíamos dado por terminado desde hace un tiempo porque (Rusia) no respondía a nuestras exigencias", aseguró.

AFP