Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el 27 de octubre de 2015 en un encuentro tecnológico en Ankara

(afp_tickers)

El gobierno turco intensificó su "guerra contra el terrorismo" cinco días antes de unas elecciones legislativas cruciales para su futuro, con operaciones contra el grupo Estado Islámico (EI) en su territorio y contra los kurdos sirios en Siria.

Este martes, la policía turca detuvo a 30 presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en una redada en la ciudad de Konya (centro de Turquía), considerada un feudo islamista, indicó la agencia de prensa Dogan. Detuvo además a 14 sospechosos en Kocaeli (noroeste) y a 21 en Estambul, según la agencia.

La operación llega un día después de un tiroteo en Diyarbakir (sureste) en el que murieron dos policías y siete presuntos integrantes del EI, el incidente más grave en suelo turco desde que el país se unió el año pasado a la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos.

Por su parte, el ejército anunció la detención de 17 personas cercanas al EI que intentaban entrar ilegalmente en Siria por Elbeyli (sur) para sumarse a los yihadistas.

La policía intensificó sus operaciones a pocos días de las elecciones legislativas anticipadas del próximo domingo y después del atentado del 10 de octubre, atribuido a los yihadistas, que dejó 102 muertos en el centro de Ankara. El EI es el principal sospechoso de este atentado, el más grave de la historia de Turquía. Cuatro presuntos miembros del EI ya han sido inculpados y encarcelados.

El presidente, el islamoconservador Recep Tayyip Erdogan, y el primer ministro saliente, Ahmet Davutoglu, hacen campaña para las legislativas presentándose como los garantes de la seguridad y la unidad del país. Erdogan ya prometió el lunes seguir luchando contra "todas las organizaciones terroristas" que amenazan a Turquía, es decir, el Estado Islámico, pero también los rebeldes del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) o la extrema izquierda.

- Operaciones turcas en Siria -

El primer ministro confirmó, por su parte, que el ejército turco ha llevado a cabo recientemente dos ataques contra posiciones militares de los kurdos sirios en Siria. "Hemos avisado al PYD [Partido de la Unión Democrática) de que no debían ir más allá del Éufrates y hemos atacado en dos ocasiones", dijo Davutoglu el lunes a la cadena de televisión A Haber.

Las Unidades de Protección Popular (YPG), el brazo armado del PYD, el partido de los kurdos de Siria, habían denunciado el lunes que el ejército turco había atacado dos de sus posiciones cercanas a la frontera con Turquía.

El gobierno turco teme que las fuerzas kurdas sirias en el norte de Siria, cercanas a los rebeldes kurdos del PKK, proclamen una región autónoma a lo largo de su frontera sur.

El fin de semana pasado, el presidente, Recep Tayyip Erdogan, advirtió al PYD y a su brazo armado YPG contra cualquier intento de ampliar su control en el norte de Siria. "Lo único que desean es ampararse completamente del norte de Siria (...) una amenaza para nosotros", declaró.

Apoyados por Estados Unidos, los combatientes de las YPG son la punta de lanza contra las fuerzas terrestres que combaten al Estado Islamico en Siria. En enero, reconquistaron la emblemática ciudad de Kobané y en junio se ampararon de la localidad de Tall Abyad.

"Antes de las elecciones, el poder turco quiere demostrar que no baja los brazos contra los terroristas; es ante todo una demostración de fuerza", dijo a la AFP Serkan Demirtas, director de la oficina de Ankara del diario Hürriyet Daily News.

La oposición acusa al gobierno de ser indulgente con los movimientos yihadistas en Siria que luchan contra el régimen del presidente sirio, Bashar Al Asad, que no tiene relaciones con Turquía.

Erdogan y el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) esperan recuperar el próximo domingo la mayoría absoluta que tuvieron durante 13 años en el parlamento y que perdieron en las elecciones de junio. Según los últimos sondeos, el AKP obtendría entre el 41% y el 43% de los votos el domingo, un resultado insuficiente para conseguir la mayoría absoluta, lo que abriría una nueva y difícil ronda de negociaciones para la formación de un gobierno de coalición que, en caso de no prosperar, daría lugar a una tercera elección legislativa en menos de un año.

AFP